jueves, 27 de enero de 2011

Por un Movimiento Nacional contra el Feminicidio

Por un Movimiento Nacional

Contra el Feminicidio


Segunda Reunión


Sábado 29 de enero, 10 am


Calle Ponciano Arriaga, N ° 29, Col. Tabacalera, Del Cuauhtémoc.

Oficinas de MEXFAM Revolución, entre el oxxo y el frontón México, cerca metro Revolución.


¡Alto a los feminicidios! ¡Ni una muerta más!

• ¡Basta de violencia contra la mujer!

• ¡Repudiemos el asesinato a Marisela y Susana y exigimos el juicio y castigo para los responsables y la detención inmediata y definitiva de Rafael Barraza!

• ¡Alto a la represión de activistas en el país!

• ¡Alto a la militarización!

• ¡Destitución, juicio y castigo a los jueces y autoridades implicados en negligencias en casos de feminicidios!

martes, 18 de enero de 2011

FIRMA LA CAMPAÑA INTERNACIONAL CONTRA LOS FEMINICIDIOS

PRONUNCIAMIENTO ANTE EL ASESINATO DE MARISELA ESCOBEDO Y SUSANA CHÁVEZ EN MÉXICO

Suma tu adhesión y ayúdanos a difundir este pronunciamiento unitario

Pongamos en pie una gran campaña unitaria internacional


panyrosasmexico@gmail.com

Envía tu firma y difunde esta campaña internacional


En México los feminicidios se han incrementado bajo el gobierno de Felipe Calderón. La inmensidad del problema no es resultado de la violencia o el crimen organizado en general, sino de un estado con altos niveles de impunidad, donde los derechos de las mujeres está entre las últimas prioridades.

La muestra son las más de 10 mil mujeres y niñas asesinadas los últimos 10 años. Los 22 millones de mujeres mayores de 14 años que realizan trabajos no remunerados. Miles sin acceso a la salud, con el 60 por ciento de las mujeres que trabajan sin seguridad social. Las 120 mil mujeres y niñas violadas cada año. Con 8 de cada 100 mujeres sin saber leer ni escribir. El reclutamiento de cientos de mujeres y niñas a redes de trata y prostitución. Las mujeres además enfrentan la criminalización del aborto en 17 estados del país con penas que llegan hasta los 35 años de prisión.

El narcotráfico ha sido el pretexto del gobierno para militarizar el país. Y trajo con esto un aumento inaudito de la impunidad, violaciones a los derechos humanos, horas de enfrentamiento a mitad de calle, detenciones ilegales, hostigamiento sexual, civiles asesinados y desapariciones a luchadores sociales en algunos estados del país, toques de queda, entre otras consecuencias para la población.

Ya antes los feminicidios eran una tragedia, las cifras únicamente en Ciudad Juárez de 1993 a 2002 alcanzaban los 413 asesinatos de mujeres y niñas. Tan solo en 2010 Chihuahua sumó 446 muertes más, en el que coincidentemente es el estado más militarizado y violento del país.

Los altos niveles de impunidad son la base de los feminicidios. El sistema judicial esta plagado de prejuicios machistas en sus leyes y marcado por la indolencia y el desprecio de muchas autoridades hacia los crímenes de mujeres.

Fue en los tribunales donde en 2008, Catalina Ochoa, una de los tres jueces que liberó en 2010 al asesino confeso de Rubí Marisol Frayre, dirimió los cargos contra un asesino múltiple de mujeres en el conocido caso de Campo Algodonero, y resolvió su absolución.

Mientras tanto, los familiares de las víctimas, que toman en sus manos la investigación, han sido criminalizados, perseguidos y asesinados (como el caso del cuñado de Marisela Escobedo).

Pero en las cárceles del país tortura a presos (como hacía la directora de un penal en Torreón), se prostituye a presas (Penal de Santa Martha), se dan permisos para salir de noche, se dan fugas masivas, se encarcela a curas pederastas sólo los fines de semana (caso Laurencio Pérez en Guanajuato).

Por eso, denunciamos que la tragedia que hoy se cierne sobre las mujeres en México obedece entre otras cosas a la impunidad y complicidad de las autoridades.

Los últimos tres años se han cometido dos mil 50 asesinatos de mujeres y niñas, en 18 estados del país, según las cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Contra las declaraciones del gobernador Enrique Peña Nieto, quien niega los feminicidios en el Edomex, esta entidad alcanzó 922 asesinatos de mujeres registrados entre 2005 y 2010 y 9 de cada 10 asesinatos de mujeres permanecen sin castigo.

A un mes del crimen de Marisela Escobedo en Ciudad Juárez, sin un solo detenido, fue asesinada Susana Chávez, el 6 de enero, quien también fue parte activa en la lucha contra los feminicidios. Con ella suman tres las defensoras de derechos humanos asesinadas en Chihuahua en un año.

Por todo esto, nosotras (trabajadoras, desempleadas, estudiantes, amas de casa, activistas, feministas, lesbianas feministas, defensoras y de la lucha anticapitalista), mujeres de América Latina y el Caribe que nos solidarizamos con nuestras hermanas mexicanas y todo el pueblo trabajador y pobre del país, queremos poner en pie una gran campaña unitaria de las organizaciones de mujeres, feministas, de la disidencia sexual, lesbianas, comisiones sindicales de mujeres, organismos de derechos humanos, estudiantiles y obreros, para que se oiga nuestra voz que reclama:

• ¡Alto a los feminicidios! ¡Ni una muerta más!

• ¡Basta de violencia contra la mujer!

• Solidaridad con Nuestras Hijas de Regreso a Casa y con todas las activistas, feministas y luchadoras de Chihuahua. Alertamos a las organizaciones defensoras de derechos humanos, quienes pueden velar efectivamente por su seguridad.

• ¡Repudiamos el asesinato a Marisela y Susana y exigimos el juicio y castigo para los responsables y la detención inmediata y definitiva de Rafael Barraza!

• ¡Alto a la represión de activistas en el país!

• ¡Alto a la militarización! ¡Exigimos al gobierno que retire inmediatamente las tropas de todo el país!

• ¡Destitución, juicio y castigo a los jueces y autoridades implicados en negligencias en casos de feminicidios!

• ¡Por una comisión independiente integrada con mujeres destacadas en la lucha contra los feminicidios y los derechos humanos y con familiares de las víctimas!

• ¡Apertura y reapertura de todos los expedientes donde hay implicados asesinos de mujeres!

panyrosasmexico@gmail.com

Envía tu firma y difunde esta campaña internacional


Agrupación de mujeres Pan y Rosas (MEXICO)

Liga de Trabajadores por el Socialismo (MEXICO)

Contracorriente (UNAM)

Juventud Trabajadora Barricada de Ecatepec (MEXICO)

Pão e Rosas (BRASIL)

Diana Assunção (Diretora do Sindicato de Trabalhadores da USP – Sintusp (BRASIL)

Declaración de Pan y Rosas frente a los asesinatos de Susana Chávez y Marisela Escobedo

Escrito por Agrupación de Mujeres Pan y Rosas


“NI UNA MUERTA MÁS”: Susana Chávez

A menos de un mes del crimen de Marisela Escobedo en Ciudad Juárez, el 6 de enero pasado fue asesinada Susana Chávez, quien también fue parte activa en la lucha contra los feminicidios.

La muerte de Susana suma una más a la lista de 446 mujeres y niñas asesinadas impunemente durante el 2010 en el estado de Chihuahua (según las cifras de Nuestras Hijas de Regreso a Casa AC). Un incremento alarmante, pues durante diez años, de 1993 a 2002, la cifra fue de 413, menor a los ocurridos durante el año pasado. Un caso que de nuevo llena de indignación, además que con éste son tres las defensoras de derechos humanos asesinadas en Chihuahua en un año.

El gobernador priista César Duarte, con tan poco tiempo en el cargo, no muestra nada distinto a diez años de gobiernos priistas en Chihuahua, el estado más militarizado y donde más luchadores sociales fueron asesinados en 2010.

Bajo el gobierno de Calderón se incrementan los feminicidios en todo el país.

Los últimos tres años se han cometido 2 mil 50 asesinatos de mujeres y niñas, en 18 estados del país, según las cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. En contra de las declaraciones de Peña Nieto, quien niega los feminicidios en el Edomex, esta entidad alcanzó 922 feminicidios asesinatos de mujeres registrados entre 2005 y 2010.

La militarización del país, justificada por el gobierno como parte de la “guerra contra el narcotráfico”, trajo consigo un aumento inaudito de la impunidad para los militares y policías, violaciones a los derechos humanos, hostigamiento y desapariciones de luchadores sociales en algunos estados del país, asesinatos a civiles, la ocupación de poblaciones, los juvenicidios y más homicidios de mujeres.

A un mes del asesinato de Marisela, no hay un solo detenido y tres jueces son investigados por su responsabilidad en la liberación de un asesino.

En México la justicia esta plagada de indolencias cuando se trata de mujeres y hombres de la clase trabajadora, los feminicidios son la última prioridad de un sistema judicial plagado de prejuicios machistas en sus leyes y el desprecio de las autoridades hacia los crímenes de mujeres.



El caso de Marisela

Marisela Escobedo fue una activista incansable en la lucha contra los feminicidios y por el castigo al homicida de su hija Rubí Marisol Frayre Escobedo, victimada por su pareja en Ciudad Juárez el 29 de agosto de 2008.

Rubí tenía 16 años cuando fue asesinada por Sergio Rafael Barraza. Cuando fue arrestado aceptó haber cometido el crimen y llevó a la policía al lugar donde prendió fuego al cuerpo de Rubí, en un criadero de cerdos. Sin embargo, las autoridades consideraron que faltaban pruebas de su culpabilidad y lo dejaron libre.

Con Barraza prófugo tras una apelación, fue condenado a 50 años de prisión. La información de Marisela reveló su paradero en Zacatecas, pero por falta de apoyo federal volvió a escapar. Cuando fue detenido permaneció preso por homicidio agravado y recluido hasta abril de 2010, cuando fue absuelto en Chihuahua por tres jueces que hoy han sido suspendidos de su cargo.

Marisela, fue una enfermera jubilada que cambió su vida para luchar por justicia para su hija y cuidar a su nieta. Redobló las protestas que dos años atrás la llevaron al DF, exigiendo a Calderón justicia (fue ignorada).

En un acto más de impunidad, el 16 de diciembre, Marisela Escobedo fue asesinada frente a Palacio de Gobierno. Un hombre le disparó en la cabeza, en el plantón que mantenía para exigir la detención de Barraza. “No me voy mover de aquí hasta que detengan al asesino de mi hija”, dijo, era su intención permanecer ahí el fin de año. Unos días después fue asesinado su cuñado. No hay detenidos por el asesinato de Rubí, ni de Marisela, ni de su cuñado. La pena máxima para el asesino de su hija, pedía ella, 60 años de cárcel.



El caso de Susana

“Yo no entendía muy bien lo que pedía Zapata, pero lo entendí ahora… que se les permitiera vivir en libertad, en un pedazo de tierra donde forjarían su hogar… y estarían en paz. Pero eso no podría pasar así, ya que él no obedecía las normas, las leyes establecidas hace siglos para mantener a la mayoría esclavizados, para intereses con más poder… Me sorprendí al encontrarme la verdad de tajo… Pero les digo algo, estoy despierta y me siento muy bien por ello”. Así pensaba Susana, de 36 años, poetisa y activista contra los feminicidios en su estado, quien fue asesinada el 6 de enero pasado.

Los tres implicados en este crimen cuentan con 17 años y comenzó su proceso por homicidio, uno de ellos confesó el crimen tras ser detenido cerca de la escena y entregó a sus cómplices. Susana fue encontrada con una bolsa en la cabeza y una mano mutilada (que posiblemente le cortaron en su intento por simular una ejecución del narco).

“Siento vacío, desamparo e impotencia, supongo que como muchos. Pero la esperanza la tengo aún, por que soy mujer de fe. Viva Juárez”. Fue lo último que publicó en su blog.

Los asesinatos de Marisela y Susana son un escándalo internacional, organismos internacionales han condenado la falta de protección en México a los luchadores sociales y los feminicidios.

Como Pan y Rosas nos solidarizamos con Nuestras Hijas de Regreso a Casa y con todas las activistas, feministas y luchadoras de Chihuahua. Alertamos a todas las organizaciones defensoras de derechos humanos, que son las únicas que pueden garantizar su seguridad.

Repudiamos el asesinato a Marisela y Susana y exigimos el juicio y castigo para los responsables y la detención inmediata y definitiva de Rafael Barraza.

Llamamos a todas las organizaciones de mujeres, de derechos humanos, de izquierda a movilizarnos conjuntamente por el fin de los feminicidios en el país.

Por una comisión investigadora independiente integrada por los familiares de las víctimas y personalidades de derechos humanos, que tome en sus manos el caso.

Por la apertura de todos los expedientes donde hay implicados asesinos de mujeres.

Alto a la militarización del país.

Basta de feminicidios en todo el país.

Basta de impunidad para los responsables, los autores intelectuales y materiales de los feminicidios.

AGRUPACION DE MUJERES PAN Y ROSAS

panyrosasmex.blogspot.com  
panyrosasmexico@gmail.com

Mujeres hondureñas piden investigar crimen de Susana Chávez


El grupo de mujeres también demandó el esclarecimiento de los “crímenes de odio” contra Marisela Escobedo y el de su hija Rubí Frayre Escobedo.

Tegucigalpa.- Un grupo de mujeres hondureñas exigió hoy en Tegucigalpa al presidente Felipe Calderón, que se investigue el homicidio de la activista de derechos humanos Susana Chávez, víctima de la violencia en México.

"Le demandamos señor presidente Calderón, que se investiguen los crímenes de odio contra las mujeres activistas Susana Chávez, Marisela Escobedo y el de su hija Rubí Frayre Escobedo", subraya la carta de las mujeres hondureñas entregada hoy al embajador de México en Tegucigalpa, Ricardo Tarciso Navarrete.

Las manifestantes, unas quince, se apostaron con una manta y pancartas frente a la legación diplomática mexicana en la capital hondureña, donde además corearon consignas condenando la violencia contra las mujeres en Honduras, México y cualquier otro país.

"Pedimos el esclarecimiento de estos femicidios y el castigo a los culpables", añade la carta dirigida al presidente de México.

En el plantón, las feministas hondureñas, que representan a varias organizaciones de mujeres, también hicieron suya la frase "ni una muerte más", que acuñó Susana Chávez.

Una de las activistas del Centro de Derechos de Mujeres de Honduras, Niza Medina, de las tres que fueron recibidas por Navarrete, dijo a Efe que "el Estado mexicano también tiene responsabilidad de la violencia contra las mujeres en México".

Agregó que la protesta se suma a las voces de miles mujeres que le piden al Gobierno de México "que se ponga fin de una vez por todas a los femicidios y los asesinatos en Ciudad Juárez y todo el territorio mexicano".

"Justicia para las mujeres, paremos los femicidios" y "Asesinan a las mujeres y a ellos no les importa, basta de funcionarios y políticos irresponsables", se leía en algunas de las pancartas de las manifestantes que repudiaron hoy la muerte violenta de Susana Chávez, Marisela Escobedo y su hija Rubí.

El pasado 11 de enero, las autoridades mexicanas identificaron el cuerpo de Chávez, que había sido encontrado una semana atrás con la mano izquierda cercenada en una calle de una colonia popular en el centro de Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso.

Entre tanto, Marisela Escobedo, que luchaba desde hace dos años para que se hiciera justicia en la muerte de su hija, Rubí Marisol Frayre, fue asesinada por un sujeto que le disparó en la cabeza mientras se manifestaba frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, el pasado 17 de diciembre.

Dejan cuerpo 'encobijado' frente a primaria; creen que es una adolescente

Un cadáver envuelto en una cobja de color rosa fue encontrado esta mañana en el fraccionamiento Horizontes del Sur, frente a la escuela primaria Artemio De la Vega.

El reporte del hallazgo se realizó a las 6:40 de la mañana, indicando que había un cuerpo en un parque público ubicado en el cruce de las calles Arquitecto Ramón Flores Herrera y Arquitecto José Luis Villagrán García.

Una versión generada en el lugar de los hechos señala que la víctima es una adolescente de entre 12 y 13 años de edad que presenta golpes, fue violentada sexualmente y tiene al menos dos impactos de bala en el pecho y partes del cuerpo cercenadas.

lunes, 17 de enero de 2011

Exigen justicia a un mes del crimen de Marisela Escobedo


En el lugar en el que fue abatida de un tiro en la cabeza la noche del 16 de diciembre, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, encabezó la Celebración de la Palabra
 
CHIHUAHUA. Entre globos blancos, caras de tristeza, pancartas con las fotos de decenas de mujeres desaparecidas y con fuertes críticas hacia todos los niveles de gobierno, al cumplirse el primer mes del homicidio de Marisela Escobedo cientos de personas se reunieron en las puertas del Palacio de Gobierno, en la capital, para recordar a la activista.

En el lugar en el que fue abatida de un tiro en la cabeza la noche del 16 de diciembre, el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, encabezó la Celebración de la Palabra en la que recordó que el crimen de la luchadora social sigue impune al igual que el de miles de mujeres que han sido desaparecidas, abusadas y asesinadas en el país.

“Estamos aquí donde Marisela murió y su sangre aún clama justicia”, sostuvo el prelado, a quien previamente acompañaron en una marcha silenciosa alrededor de la sede del gobierno integrantes de organizaciones sociales, familiares de los 13 jóvenes asesinados en la comunidad de Creel hace dos años y otros ciudadanos.

“El acceso a la justicia para las mujeres víctimas de la violencia está negado, por eso dio la vida Marisela exigiendo justicia para su hija Rubí. Para el estado, las mujeres son desechables y a los asesinos de ellas los cobija la impunidad. Las mujeres sufren violaciones, violencia familiar, desapariciones de niñas y nadie investiga”. Vera leyó un comunicado en el que apoyó varias propuestas de activistas locales, como establecer una alerta de género en Chihuahua y que se tomen medidas para frenar violaciones a los derechos humanos por parte de los cuerpos policiacos y del Ejército.

Representantes de Nuestras Hijas de Regreso a Casa tomaron la palabra para denunciar que los homicidios de adolescentes se siguen registrando, particularmente en Ciudad Juárez, y las autoridades estatales y federales no han dado respuesta a sus demandas de justicia.

En el acto, también se recordó que sigue sin resolverse el asesinato de 13 personas en la comunidad de Creel, ocurrido el 18 de agosto de 2008. Por lo que se colocaron placas con los nombres de cada uno de ellos en una cruz que se ubica frente al Palacio, a un costado del monumento dedicado a las mujeres asesinadas en Chihuahua, en el que el obispo Vera agregó un papel con el nombre de Susana Chávez, activista en contra de la violencia de genero y que fue privada de la vida la semana pasada.

Luego del evento se celebró una misa en el templo de San Francisco, que fue encabezada por el arzobispo de Chihuahua, Constancio Miranda, quien se abstuvo de hacer comentarios sobre el crimen de Marisela Escobedo o la inseguridad, y pidió a Vera que diera el sermón.

Sostuvo que le parecía una “sospechosa casualidad” que las autoridades de Chihuahua detuvieran a tres menores por el homicidio de Susana Chávez, ya que, dijo, es sabido que los adolescentes son fáciles de manipular para que acepten crímenes que no cometieron. Refirió que cada vez hay más riesgos para quienes luchan por los derechos humanos.

Me sumo a la demanda de parar la masacre: obispo Vera López

Encabeza misa en memoria de la activista Marisela Escobedo

Miroslava Breach Velducea
Corresponsal

Chihuahua, Chih., 16 de enero. “Asumo su exigencia de que se ponga un alto a la masacre propiciada por la corrupción que dejaron crecer y de la que son cómplices los tres niveles de gobierno”, dijo ante cientos de personas el obispo Raúl Vera López, al oficiar una misa en la puerta principal del palacio de gobierno, donde el 16 de diciembre fue ultimada Marisela Escobedo en el octavo día de protesta por el impune asesinato de su hija adolescente Rubí Marisol Frayre, cometido en 2008.

Chihuahua vive una “emergencia humanitaria” por la violencia que dejó 5 mil 212 muertos en 2010, de los cuales 442 fueron mujeres, indicó el prelado titular de la diócesis de Saltillo, Coahuila, quien primero encabezó una reducida marcha desde la Catedral y luego ofició la ceremonia religiosa ante las puertas abiertas de la sede oficial, flanqueado por los sacerdotes locales Javier Ávila y Camilo Daniel.

“Me sumo a sus exigencias de poner alto a la violencia contra las mujeres y de que se establezca la alerta de género; así como al reclamo de frenar las violaciones de derechos humanos cometidas por los cuerpos policiacos y el Ejército, que incluyen desapariciones forzadas y uso de la tortura como método para extraer información o arrancar confesiones”, añadió Vera en la homilía celebrada en memoria de Marisela Escobedo al cumplirse un mes de su asesinato.

También dijo que las masacres perpetradas por grupos paramilitares en Creel y Ciudad Juárez tienen signos tanto de limpieza social como de complacencia oficial. Exigió poner en marcha un programa eficaz ante la emergencia humanitaria, y censuró que las autoridades respondan a la situación con una “criminalización de la protesta complementada con represión, hostigamiento, amenazas y campañas de desprestigio bajo el argumento de que se lucra con el dolor humano”.

Vera sostuvo que son los niños, niñas, jóvenes y mujeres las personas más vulnerables en esta guerra “atroz e inútil”, y tras la misa firmó un pronunciamiento con las exigencias de las organizaciones sociales y familiares de las víctimas. Luego cruzó la calle, colocó el nombre de la recién asesinada Susana Chávez en uno de los clavos de la cruz erigida en la Plaza Hidalgo para condenar los feminicidios, y atestiguó la inscripción de los muertos de Creel en la cruz vecina, que es más pequeña.

Mujeres Nobel de la Paz condenan asesinatos de activistas en Juárez

Crímenes de Chávez y Escobedo no son hechos aislados, señalan en un pronunciamiento seis laureadas.

Víctor Ballinas

México, DF. Organizaciones de mujeres, de defensa de derechos humanos y defensoras sociales dieron a conocer el pronunciamiento de seis mujeres laureadas con el premio Nobel de la paz quienes manifiestan su consternación por el asesinato de Marisela Escobedo y acusan que “como lo reconoció la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) en su sentencia contra el Estado mexicano por el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez, el Estado ha mantenido una política de cultura de discriminación en contra de las mujeres, causa principal que genera el feminicidio y su impunidad”.

Las Nobel de la paz que firman el pronunciamiento son Betty Williams, Mairead Corrigan, Rigoberta Menchú, Jody Williams, Shirin Ebadí y Wangari Maathai, quienes condenan el asesinato de la defensora y sostienen que no es un hecho aislado la violencia en contra de defensoras de derechos humanos que valientemente luchan contra el feminicidio en Ciudad Juárez.

Asimismo las organizaciones que integran la campaña regional por el acceso a la justicia para las mujeres víctimas de violencia y feminicidio entregarán un carta dirigida a Felipe Calderón, al gobernador de Chihuahua y al presidente municipal de Ciudad Juárez, donde les exigen investigación inmediata por los asesinatos de Susana Chávez y Marisela Escobedo, la reaprehensión del asesino de Rubí Escobedo y el cumplimiento de la sentencia de la CoIDH.

También anunciaron que se realizan mítines en varias embajadas ubicadas en México exigiendo justicia, alto a la impunidad y a la simulación.

domingo, 16 de enero de 2011

Marchan en Reforma para protestar por feminicidios

En el estado de México viven “en el país de las mentiras”

Piden declarar la alerta de violencia de género en todo el país

Organizaciones no gubernamentales marchan sobre Paseo de la Reforma rumbo al Hemiciclo a JuárezFoto María Luisa Severiano Fernando Camacho Servín

 
Periódico La Jornada

 
Unos 200 manifestantes realizaron ayer una marcha del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez para protestar por el clima de violencia feminicida que impera en todo el país, y que recientemente ha cobrado la vida de las activistas Marisela Escobedo y Susana Chávez.

Alrededor de las 12:30 horas, la movilización convocada por diversas organizaciones civiles, entre ellas Agenda LGBT, la Liga de Trabajadores Socialistas y Pan y Rosas, partió de la glorieta del Ángel rumbo a la Alameda Central, luego de cambiar de última hora el destino final, que era la Secretaría de Gobernación.

Con pancartas donde se leían frases como “No más violencia contra las mujeres”, “Susana y Marisela, sus voces no se apagan” y “Ni una asesinada más”, los inconformes caminaron por Paseo de la Reforma ocupando sólo un par de carriles.

 
En entrevista con La Jornada, Darla Ávila, integrante del colectivo Mujeres Libres en Resistencia, explicó que la finalidad de la movilización no es exigir soluciones a un gobierno que no puede ofrecerlas, sino mantener visible el problema de las agresiones contra las mujeres.

 
“Estamos hartas de tanta violencia, de esta guerra que sí es guerra, y así la ha mencionado el Presidente. También estamos de luto por lo que pasó con Marisela Escobedo y luego a Susana Chávez, a quien se quiere deslindar de los feminicidios diciendo que su asesinato no tuvo que ver con su trabajo como defensora de derechos humanos”, señaló.

Para la activista, el hecho de que las autoridades se hayan negado a declarar la alerta de violencia de género en el estado de México, alegando que dicha acción en realidad buscaría un golpe político contra Enrique Peña Nieto, es una prueba de que el gobierno “quiere tapar todo lo que está sucediendo y otra vez vivir en el país de las mentiras”.

 
Durante la movilización –que se sumó a la campaña “No más sangre”, iniciada por el caricaturista Eduardo del Río, Rius– se insistió en la necesidad de esclarecer todos los casos de feminicidio, remover a las autoridades incompetentes, tipificar en el código penal el delito de asesinato contra mujeres por motivos de odio y decretar la alerta de violencia de género en todo el país.

Por su parte, Lolkin Castañeda, de la organización civil Sociedad Unida, hizo notar que hasta el momento no se le ha puesto la suficiente atención a la forma en que los medios de comunicación siguen reproduciendo contenidos sexistas y machistas que alimentan al fenómeno de los asesinatos contra mujeres.

 
Maquillan cifras en el Edomex

 
Al término de la marcha se anunció que hoy domingo, a las 18 horas, se llevará a cabo una manifestación frente a la sede de la Procuraduría General de la República, en el número 211 de Paseo de la Reforma, y el lunes se realizarán protestas en varias embajadas de México en el mundo.

Como se publicó en este diario el pasado 2 de enero, en 2010 se registró la cantidad más alta de asesinatos de mujeres en 18 años en Ciudad Juárez, Chihuahua, con un saldo de 306 víctimas, según datos de la PGR, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y la Fiscalía General del estado de Chihuahua.

 
En todo el estado, la cifra rebasó los 400 casos durante el año pasado, la gran mayoría de ellos atribuidos a los grupos de delincuencia organizada que pelean entre sí por el control de la venta de droga en la plaza.

Además de Chihuahua, una de las entidades donde el asunto del feminicidio es especialmente grave es el estado de México, pero a pesar de ello, el procurador general de Justicia de la entidad, Alfredo Castillo Cervantes, anunció el pasado jueves una nueva depuración de la cifra de víctimas registradas, que pasó de 944 a 468.

 
De acuerdo con el funcionario, el número se ajustó a la baja debido a que muchas de las mujeres fueron asesinadas en asaltos a casas habitación o murieron en accidentes y no por una cuestión de odio de género, y agregó: “algunas ni siquiera eran originarias del estado de México”, en una declaración que le acarreó múltiples críticas.

“Ni un feminicidio más”

Diversas organizaciones marcharon ayer del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez para exigir que cese la violencia contra las mujeres Foto María Luisa Severiano

Ni una muerta más

Los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez en las dos décadas pasadas fueron uno de los anticipos más claros de la ola de violencia delictiva que México padece en la actualidad y que afecta a hombres y mujeres de todas las edades, de todas las clases sociales y de una buena parte del territorio nacional. En efecto, desde mediados de los años 90 del siglo pasado, en esa localidad fronteriza se configuró un patrón de homicidios cuyas víctimas eran mujeres –jóvenes en su gran mayoría, por lo general de clase baja y en situación de desprotección social– y muchas de ellas empleadas en las industrias maquiladoras instaladas en la ciudad; se trataba de crímenes particularmente crueles y violentos, con indicios inequívocos de violencia de género, como mutilaciones y rastros de violación.

El fenómeno suscitó un clamor social local, primero, nacional, y luego internacional, en demanda de justicia y de prevención. Las autoridades de todos los niveles respondieron con negaciones de la realidad, minimizaron los hechos, inventaron culpables y desvirtuaron, en forma sistemática, las averiguaciones. En tales reacciones injustificables tuvo un papel destacado el entonces procurador de Chihuahua, y actual procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez.

De entonces a la fecha, los feminicidios se han vuelto una atrocidad frecuente en otras entidades, particularmente en el estado de México, y son, hoy, una expresión agravante del auge delictivo que devasta al país, pero las dependencias encargadas de procurar justicia y de garantizar la seguridad de la población no han sido capaces ya no digamos de detener, sino incluso de reducir, el índice de homicidios caracterizados por la violencia de género. Para colmo, nuevas formas de violencia, como los cruentos y espectaculares combates en gran escala entre bandas de maleantes o entre éstas y las fuerzas del orden, han hecho que se reduzca la atención social hacia los feminicidios.
Un hecho particularmente exasperante fue el veto de los gobiernos estatales priístas, en el seno del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, a investigar los asesinatos de mujeres en el estado de México, en lo que fue interpretado como un acto de protección a los intereses electorales del tricolor en esa entidad y a las aspiraciones presidenciales del aún gobernador Enrique Peña Nieto.

Por lo que hace a Ciudad Juárez, resulta desoladora la continuidad en los asesinatos de mujeres, manifestada por los homicidios de dos activistas contra ese fenómeno: Marisela Escobedo, a finales de diciembre pasado, y Susana Chávez, hace unos días.

En correspondencia con la irresponsabilidad oficial ante los feminicidios, crece la indignación social y la exigencia de poner un alto a esta vertiente de la barbarie en la que se debate el país. Por ética elemental, por básico sentido humanitario y hasta por motivo de supervivencia, la ciudadanía consciente tiene ante sí el deber de hacer suya la consigna atribuida a Susana Chávez: “Ni una muerta más”, y actuar en consecuencia para exigir un alto a los homicidios de mujeres y a sus secuelas de impunidad.

jueves, 13 de enero de 2011

Movilización Internacional

Movilización en repudio al asesinato a Susana Chávez


En repudio al asesinato a Susana Chávez

SABADO 15/ENERO 12 Hrs.

Movilización del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez

STOP FEMMINICIDIO: assassinata Susana Chávez

Comunicato Udi Nazionale

STOP FEMMINICIDIO: assassinata Susana Chávez

l'Italia condanni.

A un mese di distanza dall'assassinio della difensora dei diritti umani Marisela Escobado, un altro femminicidio ha insanguinato la citta di Juarez : il brutale omicidio della poeta e attivista Susana Chávez, ideatrice negli anni '90 del progetto “Ni una muerta más”, in difesa delle donne di Ciudad Júarez.

Il femminicidio di Susana Chávez, il primo dell'inizio dell'anno si aggiunge ai 466 omicidi di donne del 2010, in questa città di confine che è stata definita la regione più violenta con il 69% della totalità degli omicidi di donne registrati nello Stato di Chihuahua.

Lo stesso giorno dell'uccisione dell'attivista e poeta Chávez, alcuni parlamentari messicani hanno votato contro la realizzazione di un'indagine formale contro le autorità dello Stato messicano per i 900 femminicidi avvenuti negli ultimi cinque anni.

A conferma di ciò che da anni le attiviste e gli attivisti delle organizzazioni civili denunciano: politica fallimentare dello Stato del Messico nel perseguire e punire i responsabili dei femminicidi e della sparizione delle donne di Juarez.

L’UDI - Unione Donne in Italia esprime solidarietà a tutti i familiari delle vittime, delle donne e ragazze "sparite per forza" e tutto il nostro sdegno per questo ennesimo atto nella guerra nascosta chiamata “femminicidio” dove l’unico soggetto in guerra portatore di morte è il genere maschile.

Chiediamo che lo Stato messicano adempia agli obblighi derivanti dalla sentenza di condanna della Corte Interamericana per i Diritti Umani (femminicidi di “Campo Aldonegro) per essersi reso responsabile per "la violazione del diritto alla vita, all’integrità personale e alla libertà personale nei confronti delle vittime di femminicidio".

Chiediamo che lo Stato italiano nella persona del Ministro degli Esteri Frattini, condanni pubblicamente il femminicidio e la tratta a Ciudad Juarez. Lo stesso ministro che si dice convinto dell'utilità della presenza dei soldati italiani in Afghanistan per aiutare le donne di quel paese a liberarsi dal giogo dell'oppressione talebana, che ha denunciato più volte la discriminazione di genere, gli stupri e le acidificazioni che patiscono le donne afghane a causa di un regime opprimente e maschilista, dovrebbe sentire il dovere di spendere anche nel caso del femminicidio messicano, parole pubbliche di sdegno e di condanna nei confronti dello Stato messicano, il quale ha dimostrato con la sua negligenza, le sue carenti indagini, le inadempienze, e la crescente impunità di essere uno Stato che "odia le donne".


Chiediamo che le Parlamentari italiane, incluse quelle che siedono in Europa, si pronuncino su tutto questo, perché è un dovere civile e politico farlo, perché il femminicidio non ha confini, perché i diritti umani “non sono affare interno di ogni Stato” come purtroppo sentiamo dire anche all’Onu, dove stanno per prevalere posizioni di opportunismo economico e politico sulla pelle delle donne, delle bambine e dei bambini e di quanti finora, ovunque nel mondo, restano soggetti inascoltati e senza diritti.


UDI - Unione Donne in Italia
Sede nazionale Archivio centrale
Via dell’Arco di Parma 15 - 00186 Roma
Tel 06 6865884 Fax 06 68807103

¿Hasta cuándo la negación y el cinismo?

Resulta indignante que el líder del Congreso local de Chihuahua repita acusaciones antiguas contra las ONG que en Ciudad Juárez se manifiestan públicamente para exigir justicia. El diputado Serrano Escobar no sólo acusa de lucrar” a quienes llevan veladoras ante el Palacio de Gobierno en memoria de Marisela Escobedo, para colmo las manda a “rezar” a catedral y sugiere que ofrezcan recompensas para contribuir a la detención de delincuentes. Cabe recordarle a este supuesto representante de la ciudadanía que exigir justicia en la calle no es lucrar; que esas acusaciones contra las ONG de derechos humanos y de las mujeres ya han caído por su propio peso; que si él quiere rezar es su opción personal, pero que la ciudadanía tiene derecho a exigir justicia en esta tierra y no ha de esperar la del cielo. Si las madres de Plaza de Mayo se hubieran ido a rezar a la catedral en Argentina de nada les habría servido.

Mejor sería que el diputado se preocupara por el clima de violencia imperante en su ciudad y se indignara por lo que nos indigna a quienes queremos vivir en un país justo: el asesinato de Marisela Escobedo al que se suma el de la activista y poeta Susana Chávez, arteramente asesinada la semana pasada. Retomando sus palabras: no queremos “ni una muerta más”. Por eso tenemos que seguir saliendo a la calle a exigir justicia. Para que las autoridades actúen y se acabe la impunidad.

Lucía Melgar

miércoles, 12 de enero de 2011

Feminicidios, los Gobiernos que Odian a las Mujeres

Marisela Escobedo, asesinada de forma impune en Chihuahua. Imagen: cnn.mx

Jenaro Villamil

Malas noticias para los defensores de los derechos de género y para cientos de activistas que han demandado frenar la ola de crímenes de odio contra las mujeres. El mismo día que fue asesinada en Ciudad Juárez la poeta Susana Chávez –un mes después del homicidio impune contra Marisela Escobedo-, los gobiernos priistas integrantes del Sistema Nacional para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia contra las Mujeres votaron en contra de que se realice una investigación formal contra las autoridades del Estado de México por los 922 asesinatos contra mujeres ocurridos en los últimos cinco años.

La abyección para proteger la imagen de Enrique Peña Nieto, paradójicamente un político popular entre las audiencias femeninas, llegó a este grado para privilegiar los intereses de la precampaña priista adelantada por la sucesión en el 2012 y no la situación de impunidad que prevalece en torno a estos crímenes. ¿Realmente el PRI puede hablar de compromiso con los derechos de género y la protección de la vida de las mujeres?

El organismo de nombre tan extenso como inútil se reunió este lunes. En él están representados todos los gobiernos estatales. Fueron 20 estados los que votaron contra la investigación de los feminicidios en el Estado de México: 18 de extracción priista más los dos gobiernos de Michoacán y Guerrero que se dicen perredistas. Votaron a favor 11 entidades, encabezadas por el Gobierno del Distrito Federal, junto con Oaxaca y Jalisco. Dos se abstuvieron.

Al conocerse el resultado de la votación, Rocío García Gaytán, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres afirmó que quien pierde más es el Estado de México ya que se confirma que tienen autoridades que les da miedo “resolver los asesinatos de mujeres”.

 
“Al no aceptarlo es que no están haciendo nada. Una sola mujer cuyo crimen queda impune es grave. Ojalá sirva de reflexión al gobernador (Peña Nieto) de que realmente hay un problema de homicidios de mujeres en el estado y que tome las medidas necesarias, es lo menos que pedimos”, indicó García Gaytán.

 
La votación de las 20 entidades que se coludieron para ignorar el grave problema del feminicidio en todo el país –no sólo en el Estado de México- coincide con otros datos. En estas 20 entidades se han concentrado el 62 por ciento de las 4 mil 773 denuncias por violaciones sexuales que se registraron en 2010.

Entre esos gobiernos se encuentra el de Chihuahua. La administración priista que encabeza ahora César Duarte no sólo hereda el más alto número de crímenes contra mujeres en Ciudad Juárez en los últimos 15 años, sino dos casos que han conmovido a la opinión pública: el asesinato de Marisela Escobedo, madre de otra joven asesinada, Rubí, cuyo principal desafío fue haber exhibido a las autoridades de Chihuahua y de Zacatecas por su enorme negligencia para detener al homicida de su hija; y el de Susana Chávez, activista desde hace décadas en contra de los crímenes de Juárez y autora de la frase “ni una muerta más”.

El caso de Marisela Escobedo se ha convertido en un escándalo internacional. La última edición de Proceso tiene en su portada el rostro de esta mujer indomable y extractos de las actas ministeriales sobre su caso. En el reportaje firmado por Rosario Manzanos se confirma que la “indolencia asesina” es compartida tanto por las autoridades de Chihuahua como las de Zacatecas, éste estado gobernado hasta hace unas semanas por una mujer de izquierda, Amalia García, que se preciaba de ser defensora de género.

 
Lo que más alienta a los feminicidas es este clima de impunidad y de omisión en las autoridades ministeriales. O quizá a lo que estamos asistiendo es a un complejo engranaje de complicidad desde las procuradurías y policías estatales donde se localizan los verdaderos criminales contra mujeres.

martes, 11 de enero de 2011

HISTORICO: PONE NUESTRAS HIJAS PRIMERA DENUNCIA EN EL ESTADO DE CHIHUAHUA POR TRATA DE PERSONAS

  • Organizaciones civiles presentan la 1ª denuncia por Trata de personas en Ciudad Juárez por la desaparición de una niña en el año 2009

  • Es el primer caso en la ciudad donde se remite un reporte de desaparición a una denuncia formal por el delito de trata de personas

  • La Fiscalía General en su sede en Ciudad Juárez deberá ahora realizar investigaciones integrales para dar con el paradero de la víctima.

La organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa A.C y sus abogados de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos A.C presentaron el día de ayer la primera denuncia por el delito de trata de personas derivado de un reporte de desaparición y de diversas diligencias de investigación que se realizaron desde el año 2009 hasta la fecha.

 
Por razones de seguridad no se da a conocer el nombre de la víctima ni de sus familiares, pero se resalta el hecho de que este caso puede sentar un precedente para la atención de otros casos de desapariciones de niñas y mujeres donde se presuma o se cuente con elementos para encuadrar el delito de trata de personas.

Recordando que los reportes de desaparición son sólo reportes administrativos y no denuncias por la comisión de algún delito, al presentar una denuncia de este tipo se activa de manera integral el sistema de procuración de justicia, imponiendo tiempos y obligaciones mucho más precisas a las autoridades de la Fiscalía General del Estado y a sus policías investigadoras.

Ha sido reconocido desde hace más de una década por los diferentes relatores y relatoras internacionales que han visitado Ciudad Juárez, que “….Las autoridades no proceden de inmediato a la búsqueda de las jóvenes desaparecidas, ni aceptan que se alegue secuestro para obligarlos a actuar, sino que conminan a las familias a que averigüen y se informen, dejando transcurrir los días sin iniciar una investigación”.

A pesar de las decenas de recomendaciones hechas a nuestro país, aún con la modificación del sistema de justicia penal y con la Sentencia de “Campo Algodonero” que establece la obligación de implementar un mecanismo de búsqueda inmediata de mujeres y niñas desaparecidas, las autoridades siguen sin actuar con la debida diligencia.

Lo anterior, pese a que el propio Estado mexicano ha reconocido ante los organismos internacionales que entre los factores que convergen en Ciudad Juárez y que influyen en el incremento de la violencia contra las mujeres es la trata de personas con fines de explotación sexual (Informe de México producido por el CEDAW, supra nota 64, folio 1922 e Informe de la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, supra nota 64, folio 2011.)

El incremento en las desapariciones de mujeres vinculados al fenómeno de la trata de personas con fines de explotación sexual tiene diversos factores: la falta de controles de los giros negros, el incremento de centros nocturnos en la Ciudad, la falta de una política de migración entre México y Estados Unidos ha propiciado también un espacio de ilegalidad que ha facilitado el tráfico de armas, de estupefacientes y de personas, sobre todo niños y mujeres y el incremento de la presencia militar y policiaca en la Ciudad.

Es importante señalar que los abogados de Nuestras Hijas de Regreso a Casa serán los encargados de dar seguimiento a este caso como parte de una estrategia integral que están desarrollando para dar asesoría y acompañamiento jurídico a los familiares de las niñas y mujeres desaparecidas en los años recientes.

Con la llegada del ejército y policía federal desde 2007, las desapariciones se incrementaron un cuatrocientos por ciento, al igual que la prostitución. Ante este incremento inusual las autoridades estatales no han respondido de manera diligente para investigar las desapariciones, por ello, se implementan acciones complementarias desde la sociedad civil para impulsar la investigación, búsqueda y localización de todas las niñas y mujeres desaparecidas en nuestra ciudad.

El colmo: asesinan a Susana Chávez, activista de “Ni una muerta más”


Por Ximena Vega

Susana Chávez, creadora de la campaña “Ni una muerta más”, fue encontrada muerta el jueves pasado por las autoridades de Ciudad Juárez, Chihuahua. Esta organización exigía a los tres niveles de gobierno el esclarecimiento y el alto inmediato al problema de feminicidio que se sufre en dicha ciudad fronteriza.

Susana Chávez no sólo se une a la lista de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, sino también a la de activistas liquidadas en la entidad, pues apenas el mes pasado Marisela Escobedo fue acribillada frente a la sede del gobierno estatal en la capital del mismo estado. Hasta la fecha este crimen no ha sido esclarecido.

 
Chávez es la primera mujer de la que se tiene registro en ser asesinada en Ciudad Juárez en lo que va del año. Las cifras para este 2011 no parecen ser alentadoras pues tan sólo en 2010 306 mujeres fueron asesinadas en Ciudad Juárez, un récord en la cuenta de feminicidios en dicho municipio.

 
De acuerdo a los familiares de la víctima, las autoridades ya cuentan con tres principales sospechosos, aunque las identidades de estas personas aún no han sido reveladas.

lunes, 10 de enero de 2011

Récord histórico de 446 feminicidios en el Estado de Chihuahua

Difusión Cencos México D.F., 10 de enero de 2011

Boletín de prensa
Justicia para Nuestras Hijas

•Terminó 2010, con récord histórico de 446 feminicidios en el Estado de Chihuahua.
•Cada 20 horas, una mujer fue asesinada en Chihuahua.
“2010 ha sido el año más violento para las mujeres en Chihuahua”, declaró Norma Ledezma, coordinadora de Justicia para Nuestras Hijas. Cada 20 horas, una mujer fue asesinada en el estado de Chihuahua, durante el año pasado.

La cantidad de homicidios contra mujeres ocurridos en 10 años, de 1993 a 2002 fue de 413, que es menor a los 446 homicidios contra mujeres ocurridos únicamente en 2010.

El municipio de Juárez, continúa siendo el que mayores niveles de violencia presenta, de acuerdo con la información obtenida 306 de los 446 homicidios dolosos cometidos fueron efectuados en este municipio, lo cual representa un 69% de la totalidad de los casos registrados en el Estado de Chihuahua. Por su parte, agosto y octubre fueron los meses más violentos para las mujeres, ya que se registraron 51 y 62 asesinatos respectivamente.


Entre los asesinatos de mujeres del año pasado, Justicia Para Nuestras Hijas recuerda el de Marisela Escobedo, madre de Rubí Frayre e integrante de esta organización. Para Rubí Frayre y Marisela Escobedo, así como para cada una de las mujeres cuyo derecho a la vida les ha sido negado en el estado de Chihuahua y en nuestro país, exigimos justicia.

Justicia para Nuestras Hijas elabora estadísticas periódicas sobre el número de mujeres asesinadas en el estado de Chihuahua, a partir de una revisión hemerográfica y de solicitudes de acceso a la información.

Para mayor información sobre este artículo o sobre la organización, comunicarse a Justicia para Nuestras Hijas A. C:
Teléfono: 614 4 13 33 55
Dirección: Calle Libertad #1916-altos, C. P. 31 000 Col. Centro, Chihuahua, Chih.
Correo: info@justiciaparanuestrashijas.org

Información difundida por el Área de Comunicación y Visibilidad de Cencos

sábado, 8 de enero de 2011

Colocan 306 nombres de mujeres asesinadas en el Santa Fe

Activistas sociales acompañadas de unas 30 mujeres pertenecientes a ONG’s, realizaron una caminata que inició en la Plaza de Armas y concluyó en el Puente Santa Fe con la intención de colocar 306 nombres de asesinadas el año pasado en esta ciudad.

Lo anterior, como un reclamo a las autoridades de las tres esferas de gobierno porque no supieron proteger ni han podido hacer justicia hacia ellas, señalaron.

Los nombres de las sacrificadas junto con sus fotografías fueron colocadas en la cruz rosa ubicada en el cruce fronterizo con la intención de que tenga eco internacional, se informó.

Las manifestantes, algunas de ellas madres de las víctimas, se cubrieron la cabeza con mantas blancas y gritaron consignas durante el trayecto.

El nombre de Marisela Escobedo resaltó entre los demás; en honor a la activista social que pedía justicia por su hija y que ahora forma parte de las asesinadas.

viernes, 7 de enero de 2011

Documentan ONG en Chihuahua acciones de red de trata de blancas


Las autoridades “han hecho caso omiso de nuestras denuncias”, acusan

Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada

Ciudad Juárez, Chih., 6 de enero. Este jueves se cumplieron dos años de la desaparición de la adolescente Brenda Berenice Castillo García, y para conmemorarlo, organizaciones no gubernamentales (ONG) se plantaron afuera de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, y dieron a conocer que desde Juárez funciona una banda internacional de tratantes de blancas que ha secuestrado y desaparecido a 136 jóvenes en tres años, y a alrededor de 560 documentadas de 1993 a la fecha.

En nombre de las más de 10 ONG que participaron en la protesta, Marilú Andrade, de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, dijo que las organizaciones sociales “tienen testimonios y pruebas de que en Juárez opera un grupo fuerte ligado al crimen organizado, que plagia a las jóvenes para llevarlas a casas de citas en ciudades como Puebla, Oaxaca, Tlaxcala y Tijuana; de este último lugar se señala que las jóvenes son cruzadas a Estados Unidos para prostituirlas”.

Dijo contar con testimonios de que “se llevaron de Juárez a la joven Adriana Sarmiento, de 15 años de edad, quien desapareció el 18 de enero de 2008; a Hilda Rivas Campos, de 16 años, desaparecida el 25 de febrero de 2008; a Brenda Ivonne Ponce Sáenz, de 17 años, desaparecida el 22 de julio de 2008”.

Añadió que en similar situación están “Brenda Lizeth Vera Castro, de 16 años, desaparecida el 22 de diciembre de 2008; Brenda Berenice Castillo García, de 17 años de edad, desaparecida el 6 de enero de 2009; Guadalupe Pérez Montes, de 17 años de edad, desaparecida el 31 de enero de 2009, e Idaly Juache Laguna, de 19 años de edad, desaparecida el 23 de febrero de 2010”.

Lo grave, afirmó Andrade, es que las autoridades encargadas de investigar este tipo de casos no aceptan denuncias formales por trata de blancas o privación de la libertad; solamente quejas por extravío, “lo que no implica que haya la obligación de integrar un expediente e investigar”.

Según Andrade, “gracias a la información que han recolectado a lo largo de estos años en cuanto a las desapariciones de jovencitas, hemos descubierto una red de trata de blancas en la ciudad; sin embargo, las autoridades investigadoras de la Fiscalía General de Justicia del Estado han hecho caso omiso de nuestras denuncias”.

Añadió que los tratantes de blancas que operan en Juárez tienen sus centros de operaciones “en varios bares de la zona centro, uno de ellos es el billar Bola 8, en el cual mantienen a las jóvenes contra su voluntad, aparentemente drogándolas por la fuerza, hasta que pueden ser trasladadas a otro lugar de la República para prostituirlas, lo cual fue dado a conocer por personas que conocen a los criminales”.

Andrade dijo que “igual sucede con una panadería de nombre Pineda, ubicada sobre la calle 16 de Septiembre, que es otro lugar en donde se presenta el caso de trata de blancas, pues tres de las jóvenes desaparecidas fueron levantadas cuando salían del lugar luego de haber ido a solicitar empleo, lo cual han señalado testigos que vieron el momento en que las jóvenes eran privadas de su libertad”.

jueves, 6 de enero de 2011

Boletín Informativo


Familiares de niñas y mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, hacemos una atenta invitación a organizaciones de la sociedad civil y a la comunidad en general a que se sumen a la primera actividad del 2011 que realizaremos con motivo de las continuas desapariciones de mujeres en nuestra ciudad, ya que a la fecha:

Siguen reportándose casos de desapariciones de niñas y mujeres.

No ha habido justicia para muchos de los casos que se han venido documentando desde 1997 a la fecha.

Se han dado una serie de atropellos por parte de las autoridades a los derechos humanos de las victimas y sus familias, así como diversas irregularidades en la escasa investigación de los casos.

No hay castigo para la negligencia de autoridades estatales y ex funcionarios que se mofan de la posibilidad de ser castigados pues aseguran que sus casos ya prescribieron.

Nuestras Demandas:

Vivas se las llevaron Vivan las queremos, Exigimos que los tres niveles de Gobierno coadyuven en la búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas y que se realicen acciones para prevenir nuevas desapariciones.
  • Demandamos tener reuniones semestrales con el Presidente de la República.

  • Demandamos tener reuniones mensuales con el Gobernador.

  • Demandamos tener reuniones quincenales con el Fiscal de la Zona Norte.

  • Demandamos tener reuniones quincenales con el Titular de la Unidad de Especializada para la Búsqueda de Personas Ausentes y/o extraviadas.

ACOMPÁÑENOS EN ESTA ACCIÓN!!

Lugar: Exterior de las instalaciones de la Fiscalía de la Zona Norte, ubicada en Eje Vial Juan Gabriel, a un costado de las oficinas de Gobierno del Estado.

Fecha: jueves 6 de enero del 2011.

Hora: 11:00 de la mañaña

 
Atentamente

familiares de jóvenes desaparecidas

Nuestras Hijas de Regreso a Casa A. C.

martes, 4 de enero de 2011

Los grandes pendientes de inicio de año

Cada 24 horas matan a una mujer en Chihuahua

 
Por Anayeli García Martínez

México, D.F, 3 ene 11 (CIMAC).- En los últimos 12 meses, la violencia contra las mujeres en México llegó a cifras sin precedentes, tan sólo en Chihuahua cada 24 horas fue asesinada una mujer.

Según información del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, de enero de 2009 a junio de 2010, se registraron mil 728 homicidios dolosos de mujeres en 18 estados, de los cuales 890 fueron definidos como feminicidio.

El asesinato de las defensoras de derechos humanos Marisela Escobedo Ortiz, el 16 de diciembre; y Josefina Reyes, el 3 de enero, reflejan el dato. Pese a ello, las organizaciones señalan que el feminicidio es invisibilizado por el combate al crimen organizado.

El 2010 comenzó con una sentencia condenatoria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) por el feminicidio de tres, de ocho, jóvenes encontradas en un campo algodonero de Ciudad Juárez, fallo que aún no se ha cumplido.

Sin agenda de Derechos Humanos

En octubre pasado, la CoIDH volvió a condenar al Estado mexicano, esta vez por su responsabilidad en la violación sexual ejercida por militares contra las indígenas tlapanecas Inés Fernández y Valentina Rosendo.

De acuerdo con Abel Barrera, director de Tlachinollan, una de los peticionarios del caso ante el sistema interamericano, con esta resolución se debe reformar el sistema de justicia militar para que delitos como estos sean investigados por el fuero civil y se garantice el pleno acceso a la justicia.

Agniezka Raczynska, de la Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, considera que estas sentencias, junto con la aprobación de la reforma constitucional en materia de derechos humanos, son importantes pero persiste la falta de una agenda en la materia.

De acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de septiembre de 2009 a octubre de 2010, se documentaron 37 presuntas agresiones en contra de activistas.

Pendientes en salud

El año se inicia con la prevalencia de la Muerte Materna y la limitación del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, especialmente al aborto seguro y legal.

Raffaela Schiavon, directora de Ipas, México opinó que la reforma constitucional, promovida por el PRI y el PAN en Tamaulipas que criminaliza el aborto, representa “un grave retroceso” para el acceso a la salud de las mujeres.

Con esta reforma, suman 18 los estados que penalizan la interrupción del embarazo, por lo que las mujeres organizadas en torno al derecho a decidir temen que otra “oleada” de modificaciones similares en Aguascalientes, Veracruz y el Estado de México.

La muerte materna es otra preocupación, ya que pese a las acciones anunciadas por el gobierno federal para disminuirla, el número de mexicanas que pierden la vida por padecimientos vinculados al embarazo, parto o puerperio aumentó de 55.6 a 62.8 por cada 100 mil mujeres, de 2007 a 2009.

En 2010 se modificó el Proyecto de Norma Oficial Mexicana (NOM-041) para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama, que retardó 10 años la edad mínima para que las mujeres se realicen por primera vez una mastografía.

En opinión de Miriam Ruiz, de la “Iniciativa Global Komen, para la concientización sobre el cáncer de mama en México”, que la edad sea a los 50 años, “es un desatino de las autoridades que aumentará potencialmente la muerte de mexicanas por esta enfermedad”.

Pese a que el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2011 registró un aumento en los recursos destinados a la salud sexual y reproductiva, e igualdad de género en salud de 692 millones de pesos (mdp), a mil 549 mdp, no se realizaron modificaciones a los instrumentos de rendición de cuentas.

Daniela Díaz, de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, aseguró que no tomar en cuenta este tema, representa una “oportunidad perdida”, porque se mantiene “la posibilidad del uso discrecional de los recursos, con una mínima obligación de los estados para rendir cuentas”.

Desigualdad laboral

La mayoría de las 16.8 millones de mexicanas trabaja sin el acceso a derechos mínimos como la seguridad social y la organización sindical, aún las que se ocupan en el mercado formal.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del tercer trimestre de 2010, el número de personas en la economía informal aumentó en 74 mil personas respecto al año anterior, pues se situó en 12.4 millones de trabajadoras y trabajadores, el 28 por ciento del total de la población ocupada.

Berenice Ramírez López, del Instituto de Investigaciones Económicas, de la UNAM, señala con base en datos oficiales, que 61.2 por ciento de los empleos en México carecen de protección social, alrededor de 26 millones de trabajadoras y trabajadores no tiene acceso a este derecho, establecido en la legislación nacional y tratados internacionales.

De acuerdo con Ramírez López, en el año que comienza, las trabajadoras tienen menores oportunidades de capacitación para un mejor trabajo y disponen de menor tiempo para laborar jornadas completas.

10/AGM/LR/RMB

Calderón develará en Juárez monumento al feminicidio


Gloria Leticia Díaz

MEXICO, D.F., 27 de diciembre (apro).- El presidente Felipe Calderón se “comprometió” a ir a Ciudad Juárez, Chihuahua, a develar un monumento en memoria de cientos de mujeres asesinadas en esa ciudad fronteriza, y ofrecerá una “disculpa pública” a los familiares de las víctimas que demandaron a México ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), reveló David Peña, representante de las víctimas.

Integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), Peña informó, en entrevista, que de acuerdo con negociaciones con el gobierno de Calderón, “existe el compromiso de que el próximo 8 de marzo acuda él o, en su defecto, el secretario de Gobernación Francisco Blake, a develar el memorial de los feminicidios en el área que se conoce como Campo Algodonero”.

En noviembre de 2001 se localizaron en ese lugar ocho cuerpos de mujeres jóvenes que habían sido secuestradas. Sólo en tres de esos casos, los de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera y Laura Berenice Ramos, los familiares llevaron hasta las últimas consecuencias las denuncias para el esclarecimiento. Las presentaron primero a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que terminó demandando a México en 2008 ante la CoIDH, debido al incumplimiento de recomendaciones para investigar los crímenes.

El 10 de diciembre de 2009, finalmente la CoIDH dio a conocer la sentencia, en la que encontró al Estado mexicano responsable de violar los derechos a la vida, integridad personal y libertad personal; de incumplir con su deber de investigar los crímenes contra las tres jóvenes de Ciudad Juárez en perjuicio también de sus familiares, así como de violar el derecho de no discriminación.

Peña dijo que, luego de “largas y tediosas sesiones de negociaciones para el cumplimiento de la sentencia, el gobierno federal nos hizo un ofrecimiento de develar el memorial el 10 de diciembre, sólo con los nombres de las tres jóvenes que aparecieron en la sentencia, en un evento al que asistiría el subsecretario de Gobernación, Luis Felipe Zamora, y la secretaria General de Gobierno de Chihuahua, Graciela Ortiz”.

En representación de los familiares de las víctimas, agregó, “Michelle Salas y yo, mi compañera en el litigio, rechazamos rotundamente participar en un evento tan mediocre que lo que pretende es restarle importancia a una sentencia internacional”.

Después, dijo, el gobierno de Calderón ofreció agendar el evento de “disculpa pública” y la inauguración del monumento el 8 de marzo de 2011. “Hasta ahora logramos que se incluyeran los más de mil nombres de mujeres víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez desde 1993, en apego a la sentencia que es una condena a la violencia contra las mujeres”.

Tras destacar que dos días antes de que se venciera el plazo para notificar a la Corte sobre el avance de la sentencia, el gobierno federal cubrió las reparaciones del daños a las tres familias de las víctimas, Peña señaló que el tribunal interamericano aún no les ha reenviado el informe de avances enviado por el gobierno de Calderón el 10 de diciembre.

“Sabemos que se envió el documento en tiempo y forma. Esperamos que en enero se nos reenvíe a nosotros para que fijemos nuestra posición sobre el mismo. Por lo pronto no hay avances en las investigaciones de los crímenes ni se ha castigado a los funcionarios responsables de las fallas en las investigaciones, ni tampoco se han indagado sobre las amenazas que recibieron las familias al exigir justicia”, dijo.

Del resto de los puntos que tendría que cumplir el gobierno de Calderón, apuntó el abogado, “no tenemos mucha información, pero suponemos que de haber existido previamente a la fecha de notificación de la Corte, el mismo gobierno ya lo hubiera cacareado”.

La sentencia obliga al Estado mexicano también a estandarizar “manuales, protocolos, criterios ministeriales de investigación, servicios periciales y de impartición de justicia utilizados para investigar todos los delitos que se relacionen con desapariciones, violación sexual y homicidios de mujeres”, así como adecuar el Protocolo Alba, para realizar búsquedas de oficio por desapariciones de mujeres y niñas; destinar recursos materiales, humanos, económicos, científicos y logísticos necesarios, en un plazo de seis meses, para crear una base de datos de mujeres y niñas desaparecidas. (Proceso 1728).

En noviembre pasado, un grupo de litigantes feministas llegó a México como parte de la Misión Internacional Por el Acceso a la Justicia de las Mujeres en la Región Mesoamericana, y manifestó su preocupación por los pobres avances en el cumplimiento de la sentencia de la CoIDH y en el nulo interés por hacer justicia.

Después de varias reuniones con funcionarios, la vocera del grupo, Victoria de Pablo, integrante de la Fundación de Derechos Humanos del Consejo de la Abogacía española, contó detalles de la última reunión que sostuvieron con el subsecretario Luis Felipe Zamora.

Luego de escuchar un discurso en el que se comprometía al cumplimiento de la sentencia, las litigantes le aclararon que “por encima de indemnizaciones, del memorial, de las placas o de los monolitos, las familias de las víctimas lo que quieren es justicia, lo que implica la investigación de los hechos: quieren saber por qué y quién asesinó a sus hijas. Él (Zamora) dijo que lo entendía, pero que no era de su competencia (Proceso 1776).