martes, 2 de febrero de 2016

Fustiga Yoko Ono feminicidios en México

mar, 02 feb 2016 15:09
México, DF. “¡Terrible!”, es la exclamación que la artista japonesa Yoko Ono usó para referirse a los casos de feminicidios, al ser cuestionada durante la conferencia de prensa que ofreció cerca del medio día en el Museo Memoria y Tolerancia, donde esta noche encabeza la inauguración de su exposición Tierra de Esperanza.
Ante las preguntas sobre la violencia en nuestro país y el alto número de asesinatos de mujeres, la artista conceptual afirmó que no es que exista una competencia y que México sea el número uno, pero es obvio que es necesario hacer seguimiento. Además de que hizo un llamado a no quedarse calladas sobre la violencia que sufren cada día las mujeres.
“Necesitamos saber qué fue lo que pasó, es el punto número uno”, afirmó. “Pero también no hay que permitir que sus ojos se sequen. Siempre recuerden lo que pasó, porque es algo que les puede pasar a cualquiera. Nosotros tenemos esa memoria y tenemos que hacer algo al respecto”.
Con un llamado a que las mujeres tomen el poder, la viuda de John Lennon acudió a la cita con los medios, vestida de negro, con lentes oscuros y sombrero blanco. “El mundo necesita el poder de las mujeres y nosotras debemos hacer a los hombres comprender eso”.
Por la tarde, a las 17 horas, visitará el Zócalo, instalación de un centenar de árboles para convocar los deseos por la paz, como parte de su llamado Imagine peace, que se instalará por toda la ciudad y en la exposición de 16 piezas en el Museo Memoria y Tolerancia, en la Plaza Juárez.

jueves, 28 de enero de 2016

Restos de al menos 21 mujeres en Ciudad Juárez hablan de una nueva e histórica tragedia

Ciudad Juárez, 5 de Julio (SinEmbargo).– Por primera vez en 20 años, el Ministerio Público de Chihuahua presentó en un juicio información que incluye al crimen organizado como responsable de los crímenes de mujeres –secuestros y asesinatos– que han marcado a esta frontera. Son el resultado, dice la acusación contra seis presuntos responsables, de la operación en la zona Centro de una amplia red de trata de personas en la que participan integrantes de la pandilla de los Aztecas, de La Línea, algunos locatarios y que cuenta, dice uno de los principales testigos, con la protección de autoridades de los tres niveles de Gobierno.
En la acusación que sostiene ahora la Fiscalía se encuentra un hombre, Manuel Vital Anguiano, contra quien existen sospechas por un femenicidio registrado desde 1995 y cuya víctima, Olga Alicia Carrillo Pérez, fue encontrada en el lote Bravo. La diferencia con lo ocurrido en el pasado más reciente, entre 2008 y 2012, es que los crímenes se dispararon casi un 300 por ciento: hasta 86 mujeres y adolescentes víctimas en esos cuatro años, frente a los 29 casos vigentes de las dos décadas anteriores. Los crímenes ocurrieron justo durante la Operación Conjunta Chihuahua y los años de la disputa por el control del territorio y del narcotráfico, hace notar Santiago González, abogado coadyuvante de la Fiscalía. Y entre los clientes de tal red, agrega el testigo protegido, estaban personas y “jefes” involucrados en esa guerra, incluyendo elementos del Ejército Mexicano que llegaron por miles y que “pedían” a las víctimas para tener relaciones sexuales.
Entre 2011 y 2012, los restos de al menos once jovencitas –de 15 a 20 años y con reportes de desaparición de 2009 a 2010– fueron encontrados en una cañada del Valle de Juárez conocida como Arroyo del Navajo, ubicada a unos seis kilómetros de un campamento militar y donde se han encontrado al menos otros 10 cuerpos que, en total, conforman el mayor cementerio clandestino de mujeres de toda la historia de esta frontera.
El Juicio Oral contra seis presuntos integrantes de esta red inició en abril pasado, luego de que en 2013 fuera arrestado por posesión de drogas el que es hoy uno de los principales testigos de cargo del ministerio público. Luego de los alegatos finales previstos para esta semana, la sentencia debe ser dictada en pocos días por el Tribunal de Juicio Oral encabezado por la juez Catalina Ruiz Pacheco.

Pero será sólo el principio del esclarecimiento de los casos, dicen los abogados coadyuvantes de la Fiscalía y representantes de las familias. Todavía están por ser investigadas y definidas, explican González e Imelda Marrufo Nava, las responsabilidades de las instituciones de seguridad implicadas en el crimen y que han sido mencionadas en el juicio, como las policías Municipal, Estatal y Federal, así como la Secretaría de la Defensa Nacional.

martes, 26 de enero de 2016

The Guardian evidencia “epidemia” de feminicidios en el Estado de México

El cuerpo de una mujer hallado en Ecatepec, Edomex. Foto: David Deolarte
El cuerpo de una mujer hallado en Ecatepec, Edomex.
Foto: David Deolarte
MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- El periódico inglés The Guardian publicó un reportaje en el que evidencia “la epidemia” de feminicidios en el Estado de México y la omisión de las autoridades gubernamentales para resolver los casos.
Entre 2011 y 2012, un total de mil 258 niñas y mujeres fueron reportadas como desaparecidas en el Estado de México, de acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano de Feminicidios. De ese total, recuerda el diario inglés, 53 por ciento tenía entre 10 y 17 años de edad.
“Muchos de sus cuerpos mutilados fueron dejados exhibido en lugares públicos, como carreteras, parques y centros comerciales – un acto que criminólogos y académicas feministas dicen que está asociado a los crímenes de odio de género”, cita el periódico.
The Guardian recuerda que, entre 2005 y 2011, cuando el actual presidente de México Enrique Peña Nieto, fue gobernador del estado, fueron asesinadas mil 200 mujeres.
En contraste, compara el periódico inglés, el Estado de México ha sido impulsado como motor de la modernización del país, asentamiento de zonas industriales.
Sólo un 5 por ciento de los casos de feminicidio son resueltos con éxito por las autoridades, mientras que el resto permanece impune.
“Todavía no hay una base de datos nacional de ADN en México, por lo que miles de cuerpos no identificados están enterrados en fosas comunes”, cita el diario.
El periódico recalca que el gobierno encabezado por el priista Eruviel Ávila no quiso ofrecer una explicación oficial sobre la crisis de feminicidios que sufre la entidad.

martes, 19 de enero de 2016

Porque “afea” la ciudad, Juárez prohibió a padres de niña desaparecida colocar anuncios


Miles de mujeres han desaparecido en Ciudad Juárez y la gran mayoría no ha sido encontrada o identificada. Las autoridades demuestran su  falta de sensibilidad al limitarse a escuchar sin atender sus peticiones, la exigencia de justicia y el apoyo en la búsqueda nulo.
Regeneración 19 de enero del 2016.-Esmeralda Castillo desapareció el 19 de mayo del 2009 cuando se dirigían a la escuela; desde entonces, sus padres no han dejado de buscarla pese a las trabas que ha puesto el Gobierno del Estado.
Luego de hacer miles de carteles y pegarlos por todos lados, buscar personalmente a la pequeña en las zonas de prostitución de la ciudad y acudir con las autoridades sin resultados concretos, los padres de la pequeña, José Luis Castillo y Martha Rincón, participaron de una iniciativa ciudadana en la que se enmarcaron las fotos de varias mujeres con la interrogante “¿Sabes qué pasó aquí?” Y se pusieron en los sitios donde fueron vistas por última vez.
“Ya no nos dejaron pegar pesquisas (avisos), porque afean la ciudad, y entonces en un anuncio más bonito estamos poniendo la imagen de nuestras hijas. No vamos a dejar de buscarlas”, refirió Castillo.
El día que Esmeralda desapareció fue el único día que su padre no pudo acompañarla a la escuela y le pidió que fuera sola. Y luego de tantos años de su desaparición, aún tienen esperanza de encontrarla, diversificando la forma en que la buscan, haciendo otras acciones.
“Yo ya solo tenía tres caminos y eran llorar, gritar en la Fiscalía y prevenir. Yo decido prevenir, no quiero que ninguna otra jovencita o jovencito pase lo que mi hija”, afirmó el padre.
Es por ello que José Luis y Martha se dedican a dar charlas en diversas escuelas secundarias y preparatorias de la región, como parte del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social.
“Esta es una forma de seguir buscando a nuestra hija. Los jóvenes escuchan de nosotros la historia, ven su rostro y también hacen conciencia de que deben cuidarse”, continuó el padre.
Según dijo, las autoridades se limitan a escuchar sin atender sus peticiones, la exigencia de justicia sigue sin ser contestada y el apoyo en la búsqueda es nulo.
En 2013, en el arroyo del Navajo, se localizaron restos humanos. Después de dos años, el matrimonio supo que se encontró un fragmento de tobillo que pertenecía a su hija, pero ellos, aún esperan otras resoluciones de ADN.
“Tengo esperanza y tengo fe en Dios de que la vamos a encontrar. La Fiscalía nos entregó el resto de un tobillo que supuestamente es de Esmeralda pero a mí eso sólo me hace pensar que mi hija puede estar sin una pierna pero no muerta”, dijo Castillo.

lunes, 21 de diciembre de 2015

“Se olvida que en Juárez siguen matando mujeres”


18 de diciembre de 2015
Reportaje Especial
María Luisa García Andrade, activista. Foto: Especial
María Luisa García Andrade, activista.
Foto: Especial
MÉXICO, DF (apro).- Ciudad Juárez es un aguijón que está bien clavado en el pecho de María Luisa García Andrade. Hace cuatro años, todos los recuerdos de su hogar fueron devorados por el fuego del crimen organizado. Sepultada de cenizas y polvo, ya no puede acercarse allí desde que un cártel de la droga la sentenció a muerte por investigar las desapariciones y feminicidios en Chihuahua.
Aun así ‘Malú’, como la llaman de cariño, se aferra, aprieta las manos, exprime sus ojos. Es la impotencia. “Quiero estar gritando con las otras mamás”, dice mientras se cubre con unas gafas oscuras.
Ahora se encuentra a kilómetros de distancia, en el Distrito Federal. Sus palabras no son alentadoras, ahora más que nunca sabe que Juárez arde en un infierno más intenso que el suscitado en los noventa, cuando tuvo atención mediática.
“Es muy triste y alarmante ver que ya son 20 años de lucha y está peor que antes”, menciona en entrevista.
“Ese reconocimiento nacional e internacional que tuvo el movimiento de las juarenses está minimizado en la actualidad” pues actualmente la atención está puesta en otras entidades, como el Estado de México.
“Se les olvida que en Juárez siguen matando mujeres, siguen desapareciendo mujeres, seguimos teniendo un problema”, así lo expresa al tiempo que el tono de su voz aumenta.
Después guarda unos segundos de silencio, clava sus ojos en el vacío y dispara una pregunta: “¿Qué más podemos hacer por Juárez? Tienes una fiscalía de género, una sentencia de Campo Algodonero, el mejor laboratorio en genética forense, unos fiscales especiales”.
Los cuestionamientos no dejan de surgir de su boca pintada con un labial rosa: “Ahora la pregunta es como familias de las víctimas: ¿Qué vas a lograr para el Estado de México que no hayas logrado para Ciudad Juárez? ¿Si en Juárez todo esto que se logró no ha funcionado y sigues con el problema, crees que te va a funcionar en otro estado?”.
Según las cifras oficiales, desde 1993 se han registrado 100 casos solamente, sin embargo, las organizaciones sociales han contabilizado más de 500 en Chihuahua, mismos que no han frenado. Hace cinco años fue asesinada Marisela Escobedo frente al palacio de gobierno local cuando exigía justicia por el feminicidio de su hija Rubí Marisol, perpetrado en 2008. Ambas, madre e hija, fueron sumidas en la impunidad.
Malú está convencida por lo anterior de que sin importar la administración que se encuentre al frente, ninguna ha estado a la altura para dar una solución, con la diferencia de que antes estaba posicionado el tema en los medios de comunicación. Pero la del priista que gobernó durante la escalada de violencia de género en el Estado de México, no es la excepción: “Juárez es el olvido de Presidencia de la República, del gobierno de Enrique Peña Nieto”.
La reconfiguración
García Andrade y sus actividades como detective amateur junto a su madre, Norma Andrade, para denunciar a las redes de tratantes controladas por La Línea, un brazo armado del Cártel de Juárez, están retratadas en el libro recién publicado De regreso a casa. La lucha contra el olvido en Ciudad Juárez, de la periodista española Elena Ortega. La historia inicia con la de su hermana Lilia Alejandra, de 17 años, desaparecida y asesinada en 2001. Después fundan la organización Nuestras hijas de regreso a casa y, a partir de ese momento, no dan tregua.
“Lo que Norma y Malú no sabían entonces era que pelear por la verdad, por descubrir a los responsables de la muerte de Alejandra, y solicitar al gobierno mexicano resolver los casos de desapariciones y detener los asesinatos de mujeres en Juárez haría llover sobre ellas serias amenazas de muerte y las obligaría a cambiar de domicilio, de ciudad y de vida. Pese a ello, ambas continúan comprometidas en su lucha contra la impunidad de los criminales –y contra la connivencia de las autoridades– de una de las ciudad más violentas del mundo”, puntualiza el libro.
A 14 años de su caso y el de otras tantas madres de esa entidad, la activista explica que la transformación de la violencia contra las mujeres tuvo su parteaguas durante la guerra contra el narcotráfico lanzada por expresidente Felipe Calderón, donde la presencia de militares y la pugna entre cárteles agudizó el fenómeno de la trata de personas. Las consecuencias llegaron pronto para ella: incendiaron su casa y le colocaron narcomantas. En aquel entonces también fue amenazada Marisela Ortiz antes de ser ejecutada.
Añade: “Antes hablábamos de un móvil diferente porque eran privadas de la libertad regularmente por las noches, era difícil que fuera por el día. Pero ahora cambió: es en el día, en la zona centro, con alguna excusa para que se vayan por su voluntad y no haya violencia; las formas en que son asesinadas, torturadas, donde dejan sus cuerpos, siguen siendo las mismas que por años hemos denunciado […] Nosotras no comprendemos cómo a más de 20 años de denuncia, sigue ocurriendo en Ciudad Juárez y en todo el país, sin que las autoridades hagan nada […] Hubo toda una omisión por parte de las autoridades”.
—¿Persiste la violencia institucional?
—Sí. Estamos hablando de que Chihuahua es el único estado sin tipificar el feminicidio. Estás hablando de una simulación de autoridades en decir ‘sí ayudamos a las familias porque creamos la primera fiscalía de género que existe en el país’. Pero realmente en los hechos, en la investigación, en reconocer que precisamente se trata de un feminicidio, tratan de minimizar diciendo que estaba a altas horas de la noche, porque estaba en malas compañías, en el momento inapropiado.
“Para ellos una joven que fue torturada, violada, expuesta, ya no es un feminicidio; una joven que fue asesinada por el crimen organizado no les importa […] Entonces seguimos teniendo esa violencia institucional de manera preocupante y alarmante, no sólo desde el Ejecutivo sino desde los ministerios públicos, el trato que le dan a la familia, el mismo discurso en el que le dicen a las mamás: ´¿Qué ha investigado?, ¿qué es lo que sabe?´; ¡se supone que es al revés, vengo para que tú me digas, no para que me preguntes!”, agrega.
El gobierno, “enemigo en común”
Pese a que su figura y la de otras madres es un emblema nacional, Malú no se percibe con la misma fortaleza de años atrás. Dice estar más tranquila en el DF, pero no deja de extrañar su pueblo natal. Anhela su verdadero hogar, ese que fue construido por las propias manos de su abuela, donde actualmente permanecen todos sus recuerdos aprisionados y vigilados por el hampa.
“Siempre decía que no le tenía miedo a la muerte; que si me iban a matar algún día, mi muerte iba a servir para algo, para que más voces se elevaran en justicia. Pero después de ver cómo otras familias han tenido que dejar Juárez, que intentaron incendiar mi casa, de las mantas de los cárteles, que intentaron asesinar a mi mamá, que asesinaron a Marisela Escobedo, el miedo en mi familia”, apunta.
Para Malú la realidad del sector femenino se resume en un pasaje del libro en el que reconoce que no puede cumplir una promesa que le hizo a su hija: protegerla ante cualquier daño. “Yo no le podía prometer algo que no sabía si podría cumplir, que no estaba en mis manos, y por eso en ese momento me hice la promesa de que pese a los obstáculos con los que me topara en esta vida, iba a continuar en esta lucha. Por ella”.
—¿Para dónde va Ciudad Juárez?
—Es difícil saber para dónde va Juárez, pero Ciudad Juárez va para continuar donde siguen: desapareciendo y asesinando mujeres sin tener justicia. Si han pasado 20 años y sigue así, quién no te puede decir que van a pasar otros 20 y no va a estar peor […] todos tenemos un enemigo en común, y ese enemigo es el gobierno, porque es el mayor obstáculo que tenemos nosotros para poder lograr la justicia.

martes, 1 de diciembre de 2015

Acción-Virtual: ¿Sabes qué es la violencia de género?

Se está realizando una -acción virtual- para visibilizar la temática de la violencia de género y la cúspide de ésta, la cual es el Feminicidio. Las cifras de mujeres y niñas asesinadas en los últimos años es verdaderamente alarmante, se está convirtiendo en un asunto pandémico. 
Los crímenes de odio, machistas y misóginos que desde hace ya varias décadas se vienen cometiendo en México y varios países del mundo siguen sucediendo de la manera más brutal e impune. No existe adecuada legislación al respecto y existe mucha ignorancia e indiferencia con esta terrible realidad que nos rodea a todxs. La invisibilización del tema es un arma del estado que le permite taponear y dejar oculta la -cloaca- que existe por debajo de toda esta atrocidad; de modo que , en varios países mujeres y hombres, incluso niñxs , nos estamos organizando haciendo acciones virtuales colectivas que nos permitan visibilizar la violencia de género. 
La acción que estamos realizando consiste en lo siguiente: 
1.- Tomarse una foto frente a un espejo y en el espejo escribir tres frases
¿Sabes qué es la violencia de género?
INFORMÉMONOS
‪#‎Basta‬ de Feminicidios
2.- Publicar la fotografía en sus muros.
3.- Enviar la fotografía a Marianella Villa Vendaval-es o a Uriel Ledesma, ya que nosotrxs las recopilaremos todas.
4.- Y aparte de esto, invitar a muchos más amigos, compañeros y colegas suyos a que realicen esta acción.
Les adjunto abajo una fotografía muestra y espero con todo el corazón que les interese sumarse a esta acción virtual colectiva para visibilizar la terrible problemática del feminicidio.
También les dejo abajo algunos links en donde se puede obtener información con respecto al tema.
Muchas gracias y quedamos a la espera de su respuesta.












viernes, 27 de noviembre de 2015

Feminicidios en México




Cruces por las muertas

crucesCon motivo del Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en la capital del Estado de Guanajuato se realizaron diversas actividades como colocar cruces de madera de color rosa en la Plaza de la Paz, para recordar a las mujeres que fueron asesinadas en lo que va del año.
La dirección municipal de Atención a la Mujer Guanajuatense realizó un concurso de carteles respecto a la violencia de género en los plaza de las ranas con el objetivo de sensibilizar a la población guanajuatense con el fin de erradicar la violencia hacia la mujer en los distintos ámbitos de la vida como son el domestico, laboral, escolar y comunitario.
A la par, se presentó la obra de teatro “Mujeres de Arena” dirigida por el reconocido actor guanajuatense Alonso Echánove y de la autoría de Humberto Robles, la cual aborda el tema del feminicidio en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez.
Organizaciones civiles realizaron un acto de sensibilización en la plaza de la paz donde se colocaron cruces pintadas de color rosa alrededor del monumento a la paz donde se recordó a las mujeres guanajuatenses que fueron asesinadas en el transcurso de este 2015.
La Organización de las Naciones Unidas estableció el 25 de noviembre para conmemorar Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; de acuerdo a este organismo una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual casos que suceden en los ámbitos públicos y privados.