domingo, 28 de junio de 2015

Juicio por feminicidio implica a narcos, policías y soldados

Familiares de mujeres desaparecidas en el Arroyo del Navajo, Ciudad Juárez. Foto: Ricardo Ruíz
Familiares de mujeres desaparecidas en el Arroyo del Navajo, Ciudad Juárez.
Foto: Ricardo Ruíz
Pese a la conmoción que causaron hace años los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua, apenas en abril pasado se abrió el primer juicio por ese delito en la entidad. Se acusa a 11 personas por el secuestro y asesinato de igual número de mujeres de entre 15 y 20 años, con casos bien documentados. Los testimonios de algunos delincuentes y de sus víctimas que sobrevivieron pueden hundir a los asesinos. Sin embargo, también ofrecen evidencia de la corrupción que corroe a las corporaciones policiacas e incluso a militares. 
MÉXICO, D.F. (Proceso).- “A la edad de ocho años me fui a vivir con mi tío Poncho –actualmente usa el nombre de Raúl Ramírez–, no sé cuál es su verdadero nombre. Tiene varios años de pertenecer a La Línea, brazo armado del Cártel de Juárez. Su función es levantar muchachas en el centro de Juárez, a mí me utilizaba como carnada frente al mercado Reforma o en el Cuauhtémoc. ‘Trabajé’ con él tres años”, narra Luis Jesús Ramírez Loera. Entonces le decían El León.
Continúa: “Mi tío me señalaba a la muchacha a la que quería que me acercara con el pretexto de que me cambiara un billete, o que pareciera que andaba solo para darles lástima. Cuando estaba con ella le decía que andaba perdido, que me llevaran atrás del mercado o a una tienda de nombre Econotienda, en la calle Mina. Cuando ya las tenía allí, mi tío y su gente las abordaban, las amenazaba con dañar a sus familiares y las trasladaban al hotel Verde. Algunas las vendían a los soldados que están en Chihuahua y a narcotraficantes foráneos; a otras las prostituían en el centro de Juárez o en otros estados”.
Su narración, junto a testimonios de víctimas sobrevivientes y de integrantes de la organización que levantaron y prostituyeron jóvenes para después matarlas, dejó al descubierto que esa red delictiva no sólo gozaba de la protección de soldados y policías, tanto municipales como federales (Proceso 2012), sino que también opera en los Centros de Readaptación Social (Ceresos).
También puso en evidencia que el periódico local PM es el medio que utilizan las redes de trata para ofrecer servicios sexuales en locales establecidos o a domicilio. Todos los que anuncian una “sala” en este impreso reciben la llamada de una persona que los obliga a pagar una “cuota” por dejarlo “operar”, según se indica en varias declaraciones reunidas en el expediente de más de 70 mil fojas…
Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2017 de la revista Proceso, ya en circulación.

domingo, 21 de junio de 2015

Señalan deficiencias en normas para activar alerta de género

Existen fallas en registros de feminicidios, entre otros
Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Domingo 21 de junio de 2015, p. 8
En una cuarta parte de las entidades del país grupos civiles han denunciado el aumento de violencia hacia las mujeres, por lo cual exigen que se emitan alertas de género.
Estado de México, Chiapas, Nuevo León, Guanajuato, Baja California, Colima, Morelos y Sonora se encuentran en la mira.
Tras las denuncias de organizaciones no gubernamentales, el marco legal indica que un grupo de especialistas investigará cada caso y emitirá un informe.
Los diagnósticos realizados en las entidades mencionadas, con excepción de Sonora, donde apenas se iniciarán, muestran deficiencias graves en políticas públicas: ausencia de protocolos especializados en la investigación de delitos contra la libertad y seguridad sexual, así como deficiente registro de casos de feminicidios y de desaparición de mujeres. Además, los análisis comprueban una alta incidencia delictiva hacia estas últimas.
No obstante, ningún caso ha merecido el grado de alerta de género, mecanismo incluido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, cuya aplicación supondría una reacción inmediata para atender la crisis.
La razón de que no se haya emitido ninguna alerta, explica la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez, es que el marco normativo cambió.
Antes, la solicitud de la organización civil se sometía a votación del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, el cual está presidido por la Secretaría de Gobernación y en el que participan enviados de los gobiernos estatales, el Inmujeres, el Consejo para Prevenir la Discriminación, el DIF y otras dependencias federales. En ese contexto nunca se registró una votación suficiente para emitir la alerta.
Ahora, con un nuevo reglamento, no se somete a votación, sino que se integra un grupo de investigación. Con el análisis en mano se da al gobernador un plazo para que diga si admite las recomendaciones. Es decir, la alerta sólo saldría a la luz si el mandatario estatal se negara a admitir el informe y a cumplir con los cambios propuestos.
Recomendaciones cumplidas
“Los grupos de trabajo están evaluando si se está cumpliendo (con las recomendaciones expuestas por el grupo de trabajo)… Tal vez (la alerta de violencia de género) no se emite como tal, pero por lo pronto los estados están cumpliendo con las recomendaciones”, dijo Cruz Sánchez a La Jornada.
Por ejemplo, Guanajuato, primera entidad en entrar en este nuevo mecanismo, no tenía protocolos de investigación de muertes con presunción de feminicidio; tampoco estaba tipificado ese delito en su gaceta o periódico oficial, ni contaba con agencias especializadas del Ministerio Público para atender a las víctimas, por lo cual las mujeres violadas esperaban tres o cuatro horas a que les tomaran declaración porque el turno era para casos de robos de automóvil.
Estas investigaciones están empujando a las entidades a atender y prevenir la muerte de mujeres, dijo la funcionaria.
Admitió, sin embargo, la prevalencia de rezagos, en especial en la clasificación de delitos; las procuradurías sólo emiten datos generales de la incidencia de homicidios o lesiones, por ejemplo.
Otro reto es homologar leyes. Si bien en todas las entidades está tipificado el feminicidio, no hay una armonización legislativa nacional.
Uno de los más recientes estudios es el de Baja California, el cual detalla que no es posible saber cuántas niñas, adolescentes y mujeres indígenas, migrantes y personas de la comunidad homosexual han sido víctimas.
Por ello se propone generar un banco estatal de datos, elaborar un programa y leyes para atender este fenómeno y dotar al Instituto de la Mujer con recursos humanos y materiales suficientes, entre otros aspectos.

jueves, 14 de mayo de 2015

Malú García Andrade en España

Malú García Andrade en España, apoyando al difusión del libro "De Regreso a Casa", de Elena Ortega






miércoles, 13 de mayo de 2015

"De regreso a casa" - Testimonio de Malú García Andrade



¿Puede una madre desenmascarar a las mafias que asesinaron a su hija?

Cuando el 14 de febrero de 2001 Alejandra García Andrade desapareció, con sólo diecisiete años, al salir del trabajo, su madre, Norma, no imaginaba el alcance de la pesadilla que acababa de comenzar para ella y para el resto de su familia. En Ciudad Juárez, la desaparición de una mujer no parece importar más que a los familiares y a los periódicos amarillistas: las autoridades apenas investigan este tipo de casos, sobre todo entonces, y muchos caen en el olvido al cabo de poco tiempo. Por ello, cuando el cuerpo de Alejandra apareció, una semana después, con señales de tortura y abuso sexual, Norma decidió poner manos a la obra y fundó la asociación Nuestras Hijas de Regreso a Casa, desde la que padres y madres de víctimas de los feminicidios de Júarez, liderados por Malú, hermana de Alejandra, luchan contra la corrupción y el olvido.

Lo que Norma y Malú no sabían era que pelear por la verdad, por descubrir a los responsables de la muerte de Alejandra, y solicitar al Gobierno mexicano mano dura contra las desapariciones y los asesinatos de mujeres en Juárez haría llover sobre ellas serias amenazas de muerte y las obligaría a cambiar de domicilio, de ciudad y de vida. Pese a lo cual las dos continúan comprometidas en su lucha contra la impunidad de los criminales —y contra la connivencia de las autoridades— de una de las ciudades más violentas del mundo.

martes, 5 de mayo de 2015

"De Regreso a Casa" de Elena Ortega


Sinopsis

Cuando el 14 de febrero de 2001 Alejandra García Andrade desapareció, con sólo diecisiete años, al salir del trabajo, su madre, Norma, no imaginaba el alcance de la pesadilla que acababa de comenzar para ella y para el resto de su familia. En Ciudad Juárez, la desaparición de una mujer no parece importar más que a los familiares y a los periódicos amarillistas: las autoridades apenas investigan este tipo de casos, sobre todo entonces, y muchos caen en el olvido al cabo de poco tiempo. Por ello, cuando el cuerpo de Alejandra apareció, una semana después, con señales de tortura y abuso sexual, Norma decidió poner manos a la obra y fundó la asociación Nuestras Hijas de Regreso a Casa, desde la que padres y madres de víctimas de los feminicidios de Júarez, liderados por Malú, hermana de Alejandra, luchan contra la corrupción y el olvido.

Lo que Norma y Malú no sabían era que pelear por la verdad, por descubrir a los responsables de la muerte de Alejandra, y solicitar al Gobierno mexicano mano dura contra las desapariciones y los asesinatos de mujeres en Juárez haría llover sobre ellas serias amenazas de muerte y las obligaría a cambiar de domicilio, de ciudad y de vida. Pese a lo cual las dos continúan comprometidas en su lucha contra la impunidad de los criminales —y contra la connivencia de las autoridades— de una de las ciudades más violentas del mundo.

Feminicidios: Ni una más


3er aniversario de Somoselmedio
Iniciamos con la primera de cuatro mesas de análisis

Feminicidios: Ni una más
7 de mayo 2015
Auditorio de la UACM Plantel Centro Histórico
17:00 horas
Invitados:
- Norma Andrade, de Nuestras Hijas de Regreso a Casa.
- Manuel Amador Velázquez, de la Red de Denuncia Feminicidios en el Estado de México.
- José Martínez Cruz, Derechos Humanos de Morelos.
Modera: Isabel Argüello

viernes, 1 de mayo de 2015

Estado mexicano omiso, negligente y doloso frente a ola feminicida en el país: Amnistía Internacional

Por:  / 30 abril, 2015
feminicidios
(30 de abril, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- Amnistía Internacional México, en coordinación con otras organizaciones civiles, emplazó a Estado mexicano a que adopte a la mayor brevedad posible, medidas concretas sobre la protección y garantía de los derechos humanos de las mujeres, particularmente en el Estado de México, donde se vive una emergencia feminicida.
Las organizaciones propusieron un plan de acción que tiene como objetivo denunciar la violencia feminicida, visibilizar las problemáticas que enfrentan las mujeres víctimas de violencia al acudir al sistema de justicia, monitorear la actuación del Estado, exigir frenar la violencia feminicida y colocar los derechos humanos de las mujeres en el centro de la atención, así como la adopción por parte del Estado de medidas efectivas contra los persistentes patrones de graves violaciones a derechos de las mujeres y la impunidad prevaleciente en los casos.
María de la Luz Estrada, colaboradora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, denunció que en México son asesinadas seis mujeres al día.
Entre 2012 y 2013, 3 mil 892 casos fueron documentados, pero únicamente 613 de ellos fueron investigados como feminicidios por falta de perspectiva de género de las autoridades y de acuerdo a información de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), nuestro país supera por casi dos puntos la tasa de feminicidios en el mundo.
“Condenamos la inacción del Estado porque no ha generado las condiciones que permitan la implementación real de la legislación, pues ni siquiera establece mecanismos para hacerlos verdaderamente exigibles; es la propia autoridad la que genera obstáculos que impiden que el marco legal se aplique…estamos hablando de una situación alarmante: a las mujeres las asesinan por su condición de ser mujeres, por la cultura discriminatoria que puede evitarse si el Estado asume su responsabilidad”, señaló Estrada.
Añadió que en 2007 se presentaron 200 muertes de niñas y adolescentes, pero en 2012, la cifra aumentó a 372, lo que representa un incremento del 86 %; sin embargo, la organización considera que las medidas que las autoridades han tomado son insuficientes, pues tienen registro de que las víctimas son maltratadas y discriminadas a l tratar de acceder al sistema de justicia, lo que evidencia los altos niveles de impunidad que confirman que el feminicidio no es un tema prioritario para el Estado mexicano.
Denunció que el Estado mexicano frente a tales denuncias se ha mostrado omiso, negligente y doloso, pues tal parece que en lugar de investigar las agresiones, pareciera dedicarse a impedir el funcionamiento de los mecanismos de protección con la finalidad de evitar el reconocimiento de los vacíos de autoridad para hacer frente a la problemática.
“Uno de los principales responsables de que funcione el Mecanismo para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres  es la Secretaría de Gobernación, pero ha obstaculizado los procedimientos legales para que los estados no sean investigados por la denuncia de los feminicidios y desaparición…los gobiernos de los estados también son responsables porque ocultan información y sólo hacen acciones paliativas”, recalcó Estrada.

Cifras escalofriantes, indolencia exacerbada
A partir de 2008, cuando se aprobó la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, varias organizaciones civiles han solicitado, en por lo menos 11 ocasiones, la aplicación de la Alerta de Género en estados como Oaxaca, Guanajuato, estado de México, Nuevo León, Hidalgo, Morelos, Chiapas, Colima, Michoacán y Baja California sin que el gobierno federal o los estatales hayan hecho caso alguno.
El caso de la entidad mexiquense implica particularmente una preocupación para las organizaciones promotoras de derechos humanos.
Las estadísticas que han logrado documentar prenden las alarmas: en 2010 se solicitó la activación de la Alerta de Género tras registrarse 900 casos de asesinatos de mujeres; en la mitad de ellos, se desconocía a los agresores; sin embargo no se logró que se implementara dicho mecanismo, pues las autoridades estatales alegaron que dicha petición era parte de la estrategia política de la oposición, ante las elecciones a efectuarse en 2011.
Entre 2011 y 2012 desaparecieron en el estado de México mil 239 mujeres; 60 % de ellas, menores de 17 años. En 2014 se contabilizaron 400 desapariciones de mujeres menores de edad y hasta la fecha, la autoridad no ha informado sobre sus paraderos.
Entre 2011 y 2013 se cometieron cerca de 840 asesinatos de mujeres de los que solamente 145 fueron investigados como feminicidios, a pesar de que la mayoría de ellos reunían las características.
Pero el estado de México, entidad gobernada desde hace muchos sexenios por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), no es la única fuente de preocupación.
En 2013 se cometieron 73 feminicidios en Guanajuato, mientras que entre 2014 y lo que va del año, se han contabilizado 90 casos más.
Morelos no se queda atrás: entre 2011 y 2013 han sido asesinadas al menos 530 mujeres.

Mujeres migrantes, doblemente vulnerables
Manuel Arellano, quien participó en la reunión en representación del padre Alejandro Solalinde, declaró que es preocupante que las autoridades federales y estatales no cuenten con datos específicos sobre la desaparición de mujeres migrantes, pues “en toda la ruta migrante en México, el índice de desapariciones es exponencial, además de que se han incrementado los secuestros”.
Denunció que se tiene conocimiento de que al año, en México desaparecen en promedio mil migrantes y según sus estimaciones, por lo menos el 30 % son mujeres.
“Este gobierno tapa todo, maquilla todo y obstruye la impartición de justicia. Nos parte el alma ver a mujeres buscando a sus hijas, paregrinando en instancias, con gobiernos y autoridades”, argumentó.
Rodolfo Domínguez, integrante del colectivo Justicia, Derechos Humanos y Género criticó que el gobierno del Edomex mantiene una política de simulación que “implica una inacción que se traduce en la falta de investigaciones con diligencia y perspectiva de género…hay un actuar negligente y omiso que refleja la falta de capacidad y sensibilidad de las autoridades encargadas de procurar justicia para ocultar los hechos de violencia”.

Actividades específicas
Las organizaciones informaron que llevarán a cabo varias acciones específicas que comenzarán con una campaña de sensibilización y concientización -a nivel nacional e internacional- a través de redes sociales y medios de comunicación, en la que se visibilice el contexto de violencia feminicida que se vive en el país.
Acudirán a embajadas -en especial en aquellas cuyo país ha hecho recomendaciones específicas en la materia- como España, Francia y Holanda, para  hacerles llegar información precisa sobre la situación de violencia feminicida en el país y les solicitarán reuniones para expresar las preocupaciones del colectivo.
Aunado a eso, el colectivo realizará peticiones para que la comunidad internacional coadyuve en el proceso de monitoreo y exigencia del cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de derechos humano de las mujeres, mismas que ha suscrito el Estado mexicano.
Impulsarán una acción colectiva de exigencia de responsabilidad a los estados, iniciando con el Edomex, para urgir el alto a la violencia; para que se realice la búsqueda inmediata de mujeres y niñas desaparecidas, además de exigir se garantice el acceso a la justicia y a una vida libre de violencia.
Por último, exigen que  la Segob informe del estado que guardan las solicitudes de alerta de género en el estado de México, Chiapas, Nuevo León, Guanajuato y Morelos, así como una explicación sobre las razones de que no se haya decretado las mismas a pesas de la prevaleciente violencia.
Exigieron que Miguen Ángel Osorio Chong, titular de la Segob, rinda cuentas sobre la violencia feminicida en el país y sobre las acciones que se tomarán para prevenir, atender, investigar y sancionar la misma y argumentaron que tiene responsabilidad directa en el tema, al ser Gobernación la instancia encargada de aplicar al mecanismo de prevención de violencia contra las mujeres.
Entre las organizaciones que se sumaron a la exigencia se encuentran: Alianza por los Derechos de las Mujeres en el estado de México; Amnistía Internacional; Católicas por el Derecho a Decidir; Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria; Feminicidios Nunca Más; Grupo Académicas en Acción Crítica Permanente; Justicia, Derechos Humanos y Genero AC; Hermanos en el Camino; Albergue de Migrantes Ixtepec Oaxaca; Observatorio Nacional del Feminicidio;  Red de Mujeres y Organizaciones Feministas del estado de México; Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos; Red por los Derechos de la Infancia en México y Artes en Resistencia AC.

jueves, 30 de abril de 2015

Gobernación se niega a emitir alertas de género, sostienen grupos civiles

Desatiende ataques en Guanajuato, Morelos y Edomex
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Jueves 30 de abril de 2015, p. 7
A pesar de los indicios de que la violencia contra las mujeres va en aumento en varios estados de la República, la Secretaría de Gobernación se ha negado sistemáticamente a declarar la alerta de género en entidades como Chiapas, Morelos, estado de México y Guanajuato, sin explicar por qué no ha utilizado ese recurso legal y sin dar a conocer los estudios sobre el tema, aseguraron organizaciones sociales.
En conferencia de prensa, los colectivos señalaron que los abusos graves contra la población femenina han alcanzado un nivel preocupante, como demuestra el hecho de que entre 2012 y 2013 se documentaron casi 3 mil 900 feminicidios –seis por día, en promedio–, de los cuales sólo 613 fueron considerados e investigados como tales.
Aunque la ley prevé la posibilidad de declarar la alerta por violencia de género como mecanismo preventivo para llamar la atención sobre el problema y adoptar medidas urgentes para solucionarlo, Gobernación ha rechazado las 11 peticiones que hasta la fecha han realizado diversas organizaciones de derechos humanos.
Condenamos la inacción del Estado, que desde hace más de siete años no ha generado condiciones para aplicar la ley (General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre Libre de Violencia), porque no hay mecanismos para hacerla exigible, señaló María de la Luz Estrada, del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio.
Estamos frente a un gobierno fallido que tiene una actitud omisa, negligente y dolosa para encubrir lo que está pasando en el país. La Secretaría de Gobernación es responsable de declarar la alerta de género, pero obstaculiza las demandas, para que no se investigue, añadió.
Manuel Arellano, en nombre del sacerdote Alejandro Solalinde, indicó que de acuerdo con estudios de organizaciones de apoyo a migrantes, casi mil trabajadores internacionales sin documentos son víctimas de desaparición todos los años en México, de los cuales 30 por ciento son mujeres.

martes, 7 de abril de 2015

Peña Nieto sin acción ante feminicidios; Edomex supera a Cd. Juárez #Infografía

Por:  / 7 abril, 2015
(7 de abril, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- En el contexto actual de crisis que vive México, uno de los grandes problemas que debe afrontar el gobierno es el aumento de los feminicidios en diversas regiones de la república.
Esta situación no ha sido atendida debidamente por las autoridades y a pesar que varias organizaciones de la sociedad civil han exigido a la administración de Peña Nieto activar la alerta de género, éste no ha volteado a ver la problemática.
Entre las demarcaciones con mayor número de feminicidios registrados se encuentra el Estado de México. Este fenómeno en la entidad no es nuevo, pues desde que  Enrique Peña Nieto gobernaba la demarcación, diversos sectores de la sociedad demandaron la existencia del problema sin que, el hoy jefe del ejecutivo federal, creará estratégicas para combatir la situación.
El escenario presentado en territorio mexiquense ha sido calificado como grave e incluso ha sido señalado por superar lo acontecido en Ciudad Juarez.
feminicidio

lunes, 6 de abril de 2015

Entre 2011 y 2014 ocurrieron al menos 2 mil 505 feminicidios en el País



Entre 2011 y 2014 ocurrieron al menos 2 mil 505 feminicidios en el País, pero en ningún Estado se decretó la Alerta de Violencia de Género.

Fuente: El Reforma

domingo, 29 de marzo de 2015

Suman 11 mujeres asesinadas en Ciudad Juárez este mes

Hallan el cuerpo de una fémina en Chihuahua; reportan desaparición de tres jóvenes en Parral
Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 29 de marzo de 2015, p. 23
Ciudad Juárez, Chih.
La madrugada de este sábado, en la colonia Luis Echevarría, de esta ciudad, fue encontrada una mujer muerta a golpes afuera de su casa, en el cruce de las calles Isla Córcega y Guillermo Prieto.
La víctima de 65 años se llamaba Josefina Arredondo, vivía sola desde hace más de ocho años, y en algunas ocasiones era visitada por sus dos hijas que viven en El Paso, Texas, informaron vecinos y familiares a los peritos del Servicio Médico Forense. Con este caso son 11 las mujeres que han localizadas sin vida en este mes.
En Chihuahua capital, la tarde de ayer fue hallado el cuerpo de una mujer en avanzado estado de descomposición dentro de una casa ubicada en la colonia Urbi Villas del Prado. Vecinos avisaron a la policía municipal de una vivienda salían olores fétidos, por lo que al revisar la casa de la calle Praderas de Mali con numeral 13324 se percataron del cuerpo. La mujer se encontraba sobre la cama, semidesnuda y presuntamente fue asesinada con violencia.
Además, una mujer fue herida de tres balazos luego que dos hombres ingresaron a su vivienda en la calle Adolfo López Mateos, colonia Unidad Presidentes, y le disparon dentro de la cochera. No hubo detenidos. La víctima responde al nombre de Guadalupe Lucero Solís, de 50 años.
En ese contexto, los hermanos Aldo Hedrei, Rafael Hitiel y Rosendo Fernando Laija Herrera, trabajadores de un aserradero en el municipio de Parral, desaparecieron el pasado viernes. Amada Herrera, madre de los tres, pidió ayuda de los ciudadanos y a las autoridades policiacas para encontrar a los jóvenes que salieron de su vivienda en la colonia PRI a temprana hora, y partieron a laborar, pero nunca llegaron a su trabajo.

jueves, 26 de marzo de 2015

Histórico amparo de la Corte a la madre de una víctima de feminicidio en Edomex

  • La mató Julio César Hernández Ballinas, quien era su esposo, asegura Irinea Buendia
  • Ordena a la procuraduría mexiquense revisar las omisiones que derivaron en absolución del asesino
Jesús Aranda
 
Periódico La Jornada
Jueves 26 de marzo de 2015, p. 13
En una decisión histórica, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) amparó a la madre de una víctima de feminicidio, quien demandó que la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) revise las omisiones en que incurrió, que derivaron en la absolución del esposo de la víctima, en un proceso penal plagado de irregularidades. Además, para que el asunto se investigue como homicidio y no como suicidio.
Por primera vez, la primera sala de la SCJN estableció criterios para que la PGJEM y sus homólogas del país investiguen la muerte violenta de mujeres desde una perspectiva de género. Asimismo, señaló que el Ministerio Público debe preservar adecuadamente las evidencias, la escena del crimen, recuperar el material probatorio, identificar e interrogar a los testigos, y realizar las autopsias con personal capacitado para determinar si se trata de un crimen de odio hacia las mujeres.
Por unanimidad, los ministros ampararon a Irinea Buendía, madre de Mariana, quien fue asesinada el 28 de junio de 2010, en Chimalhuacán, estado de México, horas después de que le había revelado que iba a presentar una demanda contra su esposo, el policía judicial Julio César Hernández Ballinas, por la violencia que había sufrido durante año y medio. La Corte ordenó a la procuraduría mexiquense que la averiguación previa contemple todas las líneas de investigación para determinar las causas del homicidio.
En su sentencia, la sala cuestionó a la procuraduría mexiquense –en ese entonces a cargo de Alfredo Castillo, quien fue comisionado federal en Michoacán– porque no investigó el asunto con perspectiva de género, a pesar de que se tenía conocimiento de la grave problemática estatal y nacional de muertes de mujeres. Señala que la PGJEM contaba con protocolos para investigar que no se cumplieron, además de que no se protegió la escena del crimen, no se recogió evidencia y no se investigó la conexión entre el esposo de la víctima y los policías que investigaron los hechos, así como otras irregularidades que ocurrieron durante el proceso.
Durante la sesión, la ministra Olga Sánchez Cordero dijo que la sentencia es de la mayor trascendencia, en virtud de que analiza la cultura de la violencia contra la mujer en nuestro país y su impacto negativo en el actuar y diligencia de las procuradurías de Justicia en la conducción de averiguaciones previas, así como la percepción de los órganos jurisdiccionales ante asuntos de esta naturaleza”.
Entrevistada al término de la sesión, Irinea Buendía dijo que los ministros estuvieron a la altura de las circunstancias y que su lucha por que se haga justicia en el asesinato de su hija continúa.
Esto va a ayudar a que se haga justicia en todos los feminicidio que hay en México, dijo, visiblemente emocionada. Ya es suficiente con lo que los misóginos han hecho con nuestras mujeres, señaló.
El abogado Rodolfo Domínguez destacó que la decisión de la Corte constituye un mensaje a las autoridades del estado de México para que atiendan el creciente problema de feminicidio en esa entidad.
Cuando ocurrió el crimen el homicida era judicial, pero fue ascendido a comandante en Toluca
René Ramón e Israel Dávila, corresponsales
Nezahualcóyotl, Méx.
Luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió un amparo en su favor, Irinea Buendía, madre de Mariana Lima Buendía, abogada asesinada por su esposo en 2010, destacó que persistirá en su lucha por que se haga justicia en el caso de su hija.
El asesino de Mariana, indicó, es Julio César Hernández Ballinas, quien entonces se desempeñaba como policía judicial en Chimalhuacán.
En Toluca, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) informó la tarde de ayer que cumplirá cabalmente la ejecutoria señalada por la primera sala de la SCJN, que ordenó reabrir el caso de la muerte de Lima Buendía, ocurrida en 2010 en el municipio Chimalhuacán, e investigar el asunto con el tipo penal de feminicidio.
En un comunicado, la dependencia estatal explicó que la investigación se radicará en la Fiscalía Especializada en Feminicidios, instancia que agotará todas las líneas de investigación que se desprendan de la resolución de los magistrados.
Precisó que la investigación por la muerte de la joven no se ha cerrado, y que se ha sustituido al personal a cargo de la misma para garantizar imparcialidad en la aplicación de la justicia.
La madre de Mariana dijo que la resolución de la Corte sienta un precedente favorable para hacer justicia en los casos de femenicidio en México, y destacó que la PGJEM no tomó en cuenta los testimonios de la familia, que sostiene que la joven abogada era víctima de violencia doméstica. Tampoco le creyeron cuando su hija amaneció muerta, el 29 de julio de 2010, en la vivienda que compartía con su esposo –quien tenía 45 años de edad–, en el municipio de Chimalhuacán, estado de México.
El MP determinó suicidio
Precisó que el policía ministerial que asesinó a su hija ya dejó el cargo en el Centro de Justicia de Chimalhuacán, porque fue ascendido a comandante en Toluca.
Desde que falleció Mariana, Irinea Buendía ha denunciado que la pareja de su hija alteró la escena del crimen para hacer pensar que la joven, quien tenía 29 años, se había suicidado. Cuando mi hija decide separarse de él, la asesina; él siempre le dijo que prefería asesinarla a permitir que lo dejara.
El Ministerio Público determinó que se trató de un suicidio por ahorcamiento, pero el cuerpo fue hallado recostado en la cama, la vivienda no fue protegida para evitar que la escena fuera alterada y la policía no quiso entrevistar a los amigos y familiares que denunciaban violencia intrafamiliar.
“Cuando él me habló –en 2010– para decirme que mi hija se colgó, yo le respondí: ¡Pero si ya la mataste, hijo de la chingada!”

martes, 24 de marzo de 2015

Prevalecen en México deficiencias en tratamiento de violencia de género: AI

mar, 24 mar 2015 12:11
México, DF. Las leyes federales y locales promulgadas desde 2007 para mejorar los procesos de investigación y prevención de la violencia contra las mujeres son ampliamente ineficaces o no se han aplicado, además de que prevalecen las deficiencias en el tratamiento efectivo de los casos, señaló Amnistía Internacional (AI).
En un comunicado, la organización de derechos humanos lamentó que en México se violan diariamente los derechos humanos de mujeres y niñas, en medio de una impunidad "generalizada", incluso para prácticas graves como  el abuso sexual y el feminicidio.
"El sistema de justicia mexicano ha demostrado ser insuficiente para afrontar la investigación con perspectiva de género de casos de violencia contra la mujer. Con frecuencia las investigaciones presentan irregularidades como la demora en su iniciación, la lentitud de las mismas o inactividad en los expedientes, negligencias e irregularidades en la recolección y realización de pruebas y en la identificación de víctimas, pérdida de información y la falta de consideración de las agresiones a mujeres como parte de un fenómeno de violencia de género", subrayó AI.
“Una investigación efectiva que permita esclarecer las circunstancias en las que ocurrieron los hechos, constituye un paso necesario para el conocimiento de la verdad, por ello debe garantizar que los funcionarios públicos rindan cuentas por incumplimiento de sus obligaciones tanto para proteger a las mujeres claramente en riesgo, como para investigar a los responsables de actos de violencia contra las mujeres”, señaló Perseo Quiroz, Director Ejecutivo de la organización en México.
El derecho a una vida libre de violencia "conlleva la obligación de prevenir la violencia contra mujeres y niñas, incluyendo la violencia doméstica, las desapariciones, la tortura y los homicidios, especialmente el feminicidio; investigar, procesar y castigar a los perpetradores, sean estatales o no estatales; proveer reparación para las mujeres que hayan sido víctimas de violencia. Dicha obligaciones adquieren mayor relevancia en un contexto de violencia contra la mujer donde las autoridades investigadoras deben explorar las líneas de investigación necesarias a fin de determinar la verdad de los hechos", recalcó Amnistía.
Por todo lo anterior, el colectivo con sede en Londres hizo un llamado a las autoridades a garantizar la realización de investigaciones exhaustivas, independiente e imparciales que incorporen perspectiva de género, la provisión de reparación integral para las víctimas y sus familias y la realización de cambios en políticas y prácticas para erradicar la violencia contra las mujeres.

sábado, 21 de marzo de 2015

La basurización del cuerpo de las mujeres, un paso más del feminicidio, dicen activistas

  • Especialistas abordan en jornadas la violencia de género y los derechos humanos
  • Aunque se ha detectado modus operandi de secuestro y cautiverio, no se investiga, denuncian
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Sábado 21 de marzo de 2015, p. 9
El incremento en los casos de feminicidio y desaparición de mujeres –incluidas niñas, adolescentes y jóvenes– coloca a México en alerta roja, advirtieron especialistas, quienes señalaron que la violencia de género se ha recrudecido en el país. “Hay un nuevo concepto que evidencia esta realidad: la basurización del cuerpo femenino. A las mujeres nos tiran como basura”, afirmaron.
Destacaron que pese a que se ha detectado el modus operandi para el secuestro y cautiverio de mujeres y niñas, no se investiga. Hay protocolos de cómo dar seguimiento a estos delitos, pero no se aplican. Enfrentamos a un Estado que se involucra, ya sea porque hay funcionarios, militares y policías que participan directamente, o por su omisión y consentimiento.
Reunidas en las Jornadas de Reflexión sobre la Violencia de Género y los Derechos Humanos, convocadas por profesores y alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacaron que los patrones sociocultarales que favorecen una creciente agresión hacia las mujeres siguen presentes, porque se ligan no sólo con una dominación patriarcal de la sociedad, sino con un modelo de capitalismo salvaje que nos debe llevar a cuestionar también la construcción de las masculinidades y el rol de la competencia entre pares.
Juristas, historiadoras, sociólogas, antropólogas y activistas alertaron que el feminicidio no es un fenómeno que sólo afecte la zona fronteriza del norte del país.
Está presente en todo el territorio nacional, como el estado de México, Durango, Michoacán, Colima, Baja California, Querétaro y Sinaloa, entre otros, donde detectamos que el sistema jurídico y de gobierno no responde con eficacia al delito de la violencia de género, afirmó María de la Luz Estrada, coordinadora ejecutiva del Observatorio Ciudadano Nacional contra el Feminicidio.
En cuanto a cifras, reveló que de 2012 a 2013 se detectaron en todo el país 3 mil 892 casos de asesinatos de mujeres, de los cuales, dijo, sólo 15.7 por ciento –es decir, 613 casos– se están investigando como feminicidios, y no hay más de 2 por ciento con una sentencia, pese a que en 46 por ciento de los expedientes se consigna que la muerte ocurrió por uso excesivo de la fuerza.
“Las estrangularon, las quemaron o murieron por golpes, y sus restos son localizados en bolsas. Es decir, las encontramos embolsadas, como ocurre en Chalco, estado de México. Son zonas específicas donde las estamos localizando en bolsas. Es la basurización del cuerpo femenino, a las mujeres nos tiran como basura. Es lo que nos está preocupando mucho”.
Agregó que el feminicidio ha cambiado en 20 años. Sigue presente en México, pero es diferente a los casos que veíamos hace dos décadas. Está cambiando el rostro y el mensaje. Hemos trabajado mucho, logramos sentencias, pero no revertimos el efecto de esta violencia contra las mujeres, y no alcanzamos esa meta porque los gobiernos no están comprometidos realmente con erradicarla.

martes, 10 de marzo de 2015

Marchan familiares de asesinadas y desaparecidas en Juárez

**Realizan una marcha de desagravio para denunciar el nulo avance en las investigaciones de sus casos.


La CrónicaCiudad Juárez, Chih.- Familiares de mujeres desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez realizan una marcha de desagravio para denunciar el nulo avance en las investigaciones de sus casos.
El grupo integrado aproximadamente por 150 personas salió del Monumento a Juárez y recorrerán la avenida 16 de septiembre y la Avenida Juárez hasta llegar al puente Santa Fe donde realizarán un acto conmemorativo en la Cruz de clavos que representa a cada una de las mujeres muertas en la ciudad.
Los familiares de las mujeres desaparecidas y víctimas de feminicidio son acompañados por artistas urbanos, integrantes del Frente Ayotzinapa y el colectivo Resiste.
Entre consignas como "vivas se las llevaron, vivas las queremos" y gritos exigiendo justicia, el contingente avanza por la avenida 16 de Septiembre.

lunes, 9 de marzo de 2015

En el Día de la Mujer, encuentran a dos asesinadas en Ciudad Juárez

  • Una fue ultimada a golpes en una casa y la otra asfixiada y su cadáver arrojado a la calle
  • Marchan padres de extraviadas para demandar eficiencia a las autoridades
  • Activistas señalan que desde 2005 se han cometido más de 1,500 feminicidios en el Edomex
  • Protesta en Chiapas
Foto
Keila González se enjuga las lágrimas y muestra una fotografía de su madre extraviada, Marisol González, durante una manifestación con motivo del Día Internacional de la Mujer en Ciudad Juárez, ChihuahuaFoto Reuters
Foto
En Morelia, Michoacán, un grupo de purépechas participa en el undécimo Encuentro de uarhukua chanakua, juego milenario que, según la leyenda, fue creado por los pobladores originarios de esta región para hacer frente a las catástrofes naturales provocadas por el renacimiento de la quinta estrella. El juego recibe varios nombres, según la modalidad y la zona. La variante más popular se practica con una pelota de trapo, llamada uarhukua pasiri a kuri Foto Cuartoscuro
De los corresponsales
 
Periódico La Jornada
Lunes 9 de marzo de 2015, p. 31
En el Día Internacional de la Mujer, dos fueron asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua. Una fue ultimada a golpes en una vivienda, y otra asfixiada y su cuerpo abandonado en la calle. En esa localidad familiares de desaparecidas marcharon para recordarlas y exigir a las autoridades que las hallen.
En San Cristóbal de las Casas, Chiapas, aproximadamente 200 mujeres marcharon para exigir que se detenga la violencia en su contra, y en Ecatepec, estado de México, alrededor de 300 participaron en el baile Un billón de pie, en rechazo a la esclavitud y las agresiones a ese sector.
La mañana del domingo, Lluvia Graciela López, de 18 años, fue asesinada a golpes en una vivienda ubicada en las calles Calchaquíes y Otomíes, colonia Azteca.
Cerca de las 8:20 horas, policías de Ciudad Juárez acudieron al domicilio, donde se encontraba el cónyuge de la muchacha, Édgar Franco, de 31 años, quien dijo que él la encontró muerta. Sin embargo, al ser interrogado se contradijo, por lo que fue detenido.
Antes, en los primeros minutos de ayer, desconocidos tiraron en una calle de la colonia Barrio Alto, en la zona centro de Ciudad Juárez, el cadáver de una joven de aproximadamente 25 años.
La chica vestía pantalón negro, botas cafés, blusa blanca y chamarra de mezclilla; tenía una bolsa de plástico transparente en la cabeza, por lo que las autoridades presumen que murió por asfixia.
Para recordar que el 8 de marzo es día de lucha, no de homenajes, una veintena de padres de desaparecidas marcharon y pegaron pancartas con copias de las pesquisas para exigir a las autoridades celeridad y eficiencia.
En San Cristóbal de las Casas, alrededor de 200 mujeres, acompañadas por algunos hombres, marcharon para exigir que pare la violencia en su contra.
Las manifestantes pidieron también que cese la privatización de los bienes naturales, como el agua, porque es un despojo contra pueblos y comunidades.
Por más de una hora, las mujeres caminaron desde el sur hasta el centro de la ciudad y al final realizaron un mitin, en el que diversos grupos anunciaron la formación del Movimiento en defensa de la tierra y el territorio y por la participación y el reconocimiento de las mujeres en las decisiones.
En Ecatepec, estado de México, unas 200 mujeres acudieron al baile Un billón de pie, en la explanada municipal.
Aseguraron que de 2005 a la fecha cerca de mil 500 mujeres han sido asesinadas de manera brutal en la entidad y que Ecatepec ocupa el quinto lugar nacional en feminicidios y el primero en el estado, según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.
Encabezadas por la diputada local con licencia Xóchitl Arzola y la presidenta de la organización no gubernamental Comisión Unidos contra la Trata, Rosi Orozco, señalaron que ya no puede permitirse el tráfico de mujeres.
En Yucatán, el Consejo Estatal de Población dio a conocer que las mujeres suman 49.84 por ciento de las personas económicamente activas de 14 años o más, y la mayoría son empleadas del sector comercial.
Detalló que 50.3 por ciento de las yucatecas que participan en la economía estatal están en el comercio; en los servicios, 48.8 por ciento; en la industria manufacturera, 47.4 por ciento, y en el sector agropecuario, 5.01 por ciento.
(R. Villlalpando, E. Henríquez, J. Salinas y L. A. Boffil)

domingo, 8 de marzo de 2015

Luchando hasta encontrarlas - 8 de marzo: Ciudad Juárez



¿Qué es la violencia de género?


Ocho de marzo: agravios y simulaciones


L
a conmemoración oficial del Día Internacional de la Mujer, que se realiza hoy en nuestro país, debe contrastarse con la persistencia de condiciones desfavorables, lacerantes y hasta trágicas que enfrentan millones de mujeres a raíz de la crisis de seguridad y la disolución del estado de derecho en diversas regiones, de la simulación institucional y de la crisis económica en ciernes.
En el primero de esos ámbitos, el contexto de generalizada inseguridad que se ha instaurado en el país y que se mantiene a pesar de la autocomplacencia oficial, continúan los feminicidios en diversas entidades, así como los casos de explotación sexual, la violencia doméstica y los abusos contra mujeres mayores y menores de edad. Para colmo, la impunidad imperante para los responsables de agresiones contra activistas y defensores de derechos humanos en general se ceba particularmente contra la porción femenina de ese sector.
De acuerdo con la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, entre 2010 y septiembre de 2014 han ocurrido 32 asesinatos de defensoras y mujeres periodistas en el país; al tiempo que se han documentado cientos de agresiones de diversos tipos contra activistas y comunicadoras, fenómeno que ha ido creciendo año con año.
Por lo demás, los avances inocultables alcanzados en décadas recientes respecto de la representatividad y los derechos políticos de las mujeres siguen con la asignatura pendiente de abrirse paso en un entramado institucional en que persisten las prácticas machistas y patriarcales. Muestra de ello es el hecho de que las candidaturas femeninas de los partidos políticos, obligados por la ley a cumplir en cuotas de género, suelen postularse en los distritos en los que históricamente no triunfan.
Son tristemente célebres, por añadidura, las recurrentes renuncias de legisladoras que, tras haber arribado a cargos de elección popular, ceden sus escaños a varones, en un claro ejemplo de simulación y fraude institucional.
En el terreno económico, las mujeres deben hacer frente, al igual que los hombres, al desempleo, la carestía y la caída del poder adquisitivo de los salarios e ingresos personales, pero lo hacen desde una circunstancia de mayor desprotección y vulnerabilidad: debe recordarse, al respecto, que son mujeres quienes realizan prácticamente la totalidad del trabajo doméstico no remunerado en el país, y que ese sector de la población padece una discriminación histórica en cuanto al nivel de ingreso, el acceso al empleo y a la educación. Más aún: si bien es cierto que la falta de empleo es un drama personal para ambos géneros, para el sexo femenino la pérdida del trabajo suele conllevar la disminución de la independencia y de la soberanía personales.
En tales circunstancias, los discursos oficiales y los actos de propaganda partidista con motivo del 8 de marzo se presentan como un acto más de simulación y un gesto demagógico y mediático, que no sólo no atenúan, sino profundizan los agravios padecidos por la porción femenina de la población. Hay mucho por trabajar aún en este país para que la circunstancia de sus mujeres se vuelva un motivo de festejo.